Más que un gran helicóptero

Rumbo al futuro

Un objetivo, una visión.

Lee

Este verano disfruta

Amistades peligrosas

Print E-mail
[ Es una época del año en la que conviene extremar las precauciones ]
 

Disfrutar el verano, con todas las de la Ley

 

Viajes a lugares exóticos o a la costa más cercana, desplazamientos a la montaña, campo o playa, comidas en restaurantes o chiringuitos, tomar el sol, hacer una escapada a un camping.... Muchas circunstancias hacen que aumente el consumo, la demanda de servicios turísticos, transportes y hostelería, entre otros.
El consumo de frutas y verduras aumenta en esta época, hay que vigilar el estado en el que tomamos estos productos, así como las salsas elaboradas con huevo.

La Dirección General de Consumo de Castilla-La Mancha y la Unión de Consumidores de España, llegadas estas fechas, han diseñado ya una campaña informativa, que se desarrollará durante los meses de verano, en la que se incluyen recomendaciones básicas que el consumidor debe tener en cuenta para evitar sorpresas, sobresaltos y disgustos. La campaña, que se difunde en los medios de comunicación y a través de charlas y distribución de folletos informativos en diferentes localidades de la región, analiza los asuntos que mayor preocupación generan en el consumidor en estas fechas como alimentación, agencias de viajes, transportes, rebajas, talleres de reparación de automóviles, parques acuáticos y piscinas.

 

 

Agencias de viajes


Especial atención requieren las agencias de viajes, debido a la gran demanda que experimentan en esta época, ya que son las que habitualmente generan más reclamaciones en las oficinas de consumidores : “la mayor parte de las demandas y dudas presentadas por los usuarios y consumidores durante la época veraniega tienen que ver con viajes organizados, reservas hoteleras y, en general, con gestiones de las agencias, que suelen bajar la calidad de sus servicios porque en esta época se pueden ver desbordados de trabajo”, asegura Begoña de la Cruz, secretaria general de la Unión de Consumidores de Castilla- La Mancha.

En cualquier lugar de baño hay que tener cuidado con las zambullidas o saltos, las imprudencias son muy peligrosas.
Foto: PEPE JIMENEZ

Según la Dirección General de Consumo es necesario tener en cuenta que las agencias de viajes tienen obligación de facilitar un programa con información clara y precisa sobre el viaje. El director general de Consumo, Carlos Macía, hace especial hincapié en los viajes combinados y en los que se realizan al extranjero: “es muy importante que sepamos que derechos tenemos si estamos en otro país, ya que se padecen muchas situaciones de indefensión, y aunque a la vuelta podemos reclamar, corremos el riesgo de convertir unas vacaciones en un verdadero calvario”.

El contenido del contrato es vinculante para el organizador, salvo que los cambios en dicha información se hayan comunicado por escrito al consumidor antes de la celebración del contrato y que tal posibilidad haya sido contemplada expresamente en el folleto. O bien, que los cambios se produzcan después de la firma del contrato previo acuerdo entre las partes contratantes. En caso de modificación el organizador lo tendrá que comunicar al usuario que puede adoptar dos posturas: resolver el contrato, con el reembolso de todas las cantidades pagadas. O bien aceptar su modificación en el que se detallen por escrito todos los aspectos de de esta. Si la modificación afecta al precio, cualquier alteración al alza realizada dentro de los veinte días anteriores a la salida, es nula.

En verano es frecuente realizar pernoctaciones en hoteles, casas rurales, campings, hostales y efectuar salidas aprovechando las temperaturas de esta temporada. Es aconsejable que nos informemos de nuestra responsabilidad como usuarios de las instalaciones de estos establecimientos.
Foto: PEPE JIMENEZ

Si las vacaciones tienen como destino un país exótico o tropical existe el riego de exposición a enfermedades diferentes a las de nuestro entorno habitual. Es fundamental conocer los riesgos y las medidas preventivas antes de viajar y no dejar para el final los aspectos relacionados con la salud.

Se debe administrar la vacuna frente a la gripe antes de iniciar desplazamientos a países tropicales, en cualquier época de año, o de abril a septiembre cuando se trate de viajes al hemisferio sur. Así como actualizar el calendario de vacunaciones en los niños que vayan a viajar y en los mayores frente a tétanos, difteria, sarampión y hepatitis virales. Se recomienda además acudir a un Centro de Vacunación Internacional en el que se ofrece información individualizada y medidas preventivas para adoptar en el viaje. En la región el centro se encuentra en Albacete y el teléfono de contacto es 967 22 43 62. En Madrid el número al que dirigirse es 91 3 09 56 03 ó bien 91 3 09 56 23.

 

 

Transportes
 

Conviene leer con atención los contratos de viaje y saber que derechos y obligaciones comporta la compra de billetes de cualquier tipo de transporte.
Foto: ANTONIO REAL

Si el viaje se realiza en tren el billete contempla un seguro obligatorio que incluye accidentes y pérdida de equipaje facturado. Se puede realizar la reserva del billete con una antelación de 60 días hasta dos horas antes de la salida del tren. La anulación se puede realizar hasta 15 minutos antes de la salida, y dependiendo del día, la hora y el tren, la compañía devolverá un porcentaje del total que nunca llega al cien por cien.

Si se pierde un enlace por culpa de un retraso en el transporte el usuario tiene derecho a la devolución del dinero, a subir a otro tren y a los gastos de hotel y manutención derivados de la pérdida de la conexión. Además cada pasajero tiene derecho a transportar hasta 30 kilos de equipaje sin necesidad de pagar por ello.

“El viaje en avión es uno de los que más consultas genera en las oficinas de consumidores, sobre todo en el caso de que se produzca ‘overbooking’, ya que los usuarios quieren conocer qué derechos tienen ante tal situación”, explica De la Cruz. En caso de ‘overbooking’ se puede elegir entre el reembolso del billete o la conducción del pasajero hasta su destino.

La secretaria general de la UCE- de Castilla-La Mancha recuerda que “otra de las consultas más frecuentes se refiere a la pérdida de equipaje, sobre todo en lo relacionado con la indemnización que el perjudicado debe recibir”. La Dirección General de Consumo destaca que si se sufre alguna pérdida o desperfecto, el usuario tiene derecho a un pago que va desde 16,23 euros por cada kilo hasta un máximo de 324,55 euros en el caso de vuelos internacionales. Además el pasajero tiene derecho a una compensación de 300 euros para los vuelos de 3.500 kilómetros y de 150 para los de menor distancia. Sin descartar los servicios de alojamiento y comida.

Es recomendable una puesta a punto del vehículo antes de emprender un viaje.
Foto: JUAN CARLOS GONZÁLEZ

Una de las opciones más frecuentes es el desplazamiento en coche. Previamente es recomendable la visita al taller para una puesta a punto. En tal caso debemos saber que tenemos derecho a un presupuesto por adelantado. También es obligado para las gasolineras mostrar en lugar visible los precios de los distintos tipos, así como las prohibiciones de repostar con las luces encendidas y el motor en marcha. En el capítulo de precauciones es vital recordar que el mayor porcentaje de accidentes se produce en los trayectos cortos y muchos de los siniestros tienen que ver con las fiestas veraniegas y el consumo de alcohol. Cabe recordar que todos los establecimientos de Castilla-La Mancha deben exponer en lugar visible el cartel de prohibición de venta de alcohol a menores de 18 años.

Si optamos por el camping, hay que tener en cuenta que no es conveniente acampar demasiado cerca de los ríos porque esa zona es territorio abonado para los mosquitos; es importante buscar las sombras de árboles o cañizos para evitar, en la medida de lo posible, que la tienda quede expuesta al sol durante el día.

Las piscinas públicas están obligadas a contar con personal experto en salvamento y socorrismo durante toda la jornada. Y en cualquier lugar de baño, pero sobre todo en las piscinas, hay que guardar especial precaución –lo recuerda Carlos Macía- con las zambullidas. Hay que evitarlas siempre que no tengamos conocimiento exacto de la profundidad de la zona en la que vamos a sumergirnos. Las imprudencias son muy peligrosas y pueden acabar incluso en lesiones medulares, como recuerda cada año el Hospital Nacional de Parapléjicos de Toledo, donde el cinco por ciento de los ingresos que se producen se deben a este tipo de percances.

 

 

Cuidado con el sol


Para que el sol no se convierta en enemigo conviene recordar algunos consejos sencillos pero en los que cualquier descuido puede pasar factura. Para empezar, es muy importante evitar la exposición directa al sol; sombrillas, sombreros y camisetas son aliados importantes. Consejo que se hace casi de obligado cumplimiento en las horas centrales (12 a 16) incluso en los días nublados, aunque lo mejor es evitar tomar el sol en esas horas. Hay que utilizar cremas protectoras con factor de protección no inferior a 15 y deben aplicarse al menos media hora antes de la exposición al sol. Pero no sólo hay que proteger la piel, también los ojos deben estar resguardados –a cualquier edad- con gafas de sol que absorban el 100 % de las radiaciones ultravioletas.

Cuidados que deben tenerse en cuenta en los meses de calor: beber líquidos de manera abundante para evitar la deshidratación. Son precauciones que tienen que extremarse en el caso de niños y ancianos, los grupos más vulnerables a los efectos de las altas temperaturas producidas por una ola de calor.

A la hora de comer fuera de casa, es conveniente observar y comprobar las correctas condiciones higiénicas del local y que los alimentos expuestos estén debidamente protegidos por vitrinas. Hay que extremar la precaución con salsas y mahonesas y conviene recordar que los establecimientos tienen la obligación de servir esos productos envasados y no elaborados de forma casera.

Pero las precauciones son aplicables en casa. Las salsas elaboradas con huevo deben conservarse de inmediato en la nevera y consumirse en el día, hay que cuajar bien las tortillas; debemos vigilar que los huevos sean frescos, con la cáscara intacta y limpia. Hay que lavar a conciencia las verduras, frutas y hortalizas; no es un buen método dejarlas a remojo mucho tiempo porque pierden vitaminas y minerales.

 

 

Rebajas
 

En rebajas los artículos que se venden tienen la misma calidad, varía el precio.
Foto: PEPE JIMENEZ

También tienen un hueco importante en el calendario veraniego del consumidor. Las rebajas pueden ser un buen aliado del bolsillo; es importante recordar que se pueden adquirir los mismos productos a un mejor precio y que no se debe confundir la venta en rebajas con los saldos, promociones o liquidaciones. El factor diferencial es el precio, pero nunca la calidad.

Los consumidores conservan intactos sus derechos cuando compran en época de rebajas. Los establecimientos mantienen las mismas obligaciones hacia ellos y no pueden fijar normas especiales; por ejemplo, el pago con tarjeta o la devolución de la compra.

En ese capítulo conviene recordar también que para hacer valer sus derechos es primordial exigir y conservar el ticket de compra; el consumidor puede solicitar la hoja de reclamaciones que siempre debe estar a su disposición. Y en cualquier caso, siempre se puede buscar la ayuda de los expertos. Para ello, podemos apuntar el Teléfono del Consumidor: 900 – 50 10 89 y recordar que están a nuestra disposición las asociaciones de consumidores, las oficinas municipales de información al consumidor o los servicios provinciales de consumo. Aunque la calidad del servicio ha mejorado mucho en los últimos años, hay que estar alerta. Por este motivo más de la mitad de los productos del establecimiento deben estar en rebajas y los mismos deben reflejar claramente el precio rebajado y el anterior. Macía recuerda que han aumentado las reclamaciones presentadas en las oficinas del consumidor, “no porque hayan empeorado los servicios, sino porque tenemos un mayor conocimientos de nuestros derechos y por lo tanto somos también más exigentes a la hora de reivindicarlos”.

 


Francisca Díaz