Más que un gran helicóptero

Rumbo al futuro

Un objetivo, una visión.

Lee

Este verano disfruta

Amistades peligrosas

Print E-mail

Productos de calidad

 

La industria agroalimentaria es uno de los sectores más importantes de la economía regional. Castilla-La Mancha tiene más de dos mil industrias agroalimentarias distribuidas en la comunidad autónoma. Es el sector con mayor implantación en nuestra economía , imprescindible para la región.

En los últimos años, la industria agroalimentaria castellano-manchega ha hecho un gran esfuerzo de modernización con la incorporación de nueva tecnología para elaborar productos de calidad y la aplicación de técnicas de comercialización acordes con los nuevos gustos que impone el mercado nacional e internacional.

Al impulso inversor que han realizado los colectivos implicados en la transformación que ha experimento en estos años el sector, hay que añadir el compromiso y las ayudas concedidas por parte del Gobierno de Castilla-La Mancha con el objetivo de alcanzar altas cotas de calidad y competitividad en los alimentos que cultivan, producen, elaboran y comercializan las industrias y empresas castellano-manchegas.

Por citar un solo ejemplo del apoyo llevado a cabo por el Ejecutivo autonómico cabe señalar que en la legislatura que ahora finaliza, a través del Programa de Fomento de la Calidad Agroalimentaria, la industria regional ha invertido 987 millones de euros, inversiones para las que ha recibido 284 millones de euros en subvenciones provenientes de la Consejería de Agricultura y Medio Ambiente. Con la puesta en marcha de este programa el Gobierno regional responde a la necesidad de ganar cuotas en el segmento de alto valor añadido en los mercados del vino y del aceite de oliva; pretende afianzar el liderazgo de nuestras empresas en productos cárnicos y del queso manchego; ayuda a los productos acogidos a una denominación de calidad ,y al mismo tiempo protege las producciones más tradicionales de Castilla-La Mancha como la miel, el melón, azafrán, champiñón o el ajo. Nuestra industria agroalimentaria se ha dotado en estos últimos años de las mejores y más avanzadas tecnologías para ofrecer a los consumidores alimentos seguros y de gran calidad. La respuesta del mercado es cada vez más positiva.