Más que un gran helicóptero

Rumbo al futuro

Un objetivo, una visión.

Lee

Este verano disfruta

Amistades peligrosas

Print E-mail

UNOS PRESUPUESTOS QUE DISEÑARÁN NUESTRO FUTURO

 

 

Seis mil cincuenta y dos millones de euros es el presupuesto con que contará Castilla-La Mancha en el año 2003.Unos Presupuestos que continúan creciendo en inversiones, sin aumentar el nivel de endeudamiento, que incluyen un nuevo modelo de financiación autonómica aprobado el año pasado, y que sobre todo son calificados por los expertos como plenamente europeos.

El Proyecto de Ley de Presupuestos de 2003 que se encuentra en fase de tramitación parlamentaria, puede experimentar alguna modificación con la presentación de enmiendas por parte de los grupos parlamentarios, pero las grandes cifras, los capítulos presupuestarios más importantes que afectarán de manera más directa a los ciudadanos se espera que tengan escasas modificaciones. Así la Educación, Sanidad y Bienestar Social son las prioridades esenciales de unos Presupuestos que crecen un 8,4 por ciento, casi 5 puntos más que los Presupuestos Generales del Estado, pero lo que establece la diferencia del presupuesto de 2003 de los anteriores es que por primera vez nosotros los castellano-manchegos, vamos a decidir qué modelo de región queremos construir.

Son unos Presupuestos que recogen ya las deducciones fiscales aprobadas por el Gobierno regional de apoyo a las familias, son unos Presupuestos que cuentan con el respaldo de los agentes sociales de la región, son unos Presupuestos expansivos que miran más a financiar y mantener servicios públicos de calidad y que siguen apostando por ofrecer un buen proyecto de gobierno, en materia de infraestructuras, en implantación de nuevas tecnologías, en ayudas a los sectores menos favorecidos,en incrementar servicios básicos como la Educación o la Sanidad…….

Más de un billón de pesetas o 6.052 millones de euros que van a posibilitar que entre todos construyamos el proyecto de región que queremos para nuestro futuro. Un reto que tiene que asumir la sociedad castellano-manchega.