Más que un gran helicóptero

Rumbo al futuro

Un objetivo, una visión.

Lee

Este verano disfruta

Amistades peligrosas

Print E-mail

CONTRIBUCIÓN AL BIENESTAR DE LA FAMILIA



 

En Castilla-La Mancha uno de los principales ejes de la actuación del Gobierno regional es el desarrollo de las politicas encaminadas a lograr el bienestar social ciudadano. A las iniciativas emprendidas desde hace años por el Ejecutivo autónomo dirigidas principalmente a los colectivos más desfavorecidos, se añaden ahora otras medidas de ayuda a las familias castellano-manchegas. Se pasa así de las palabras a los hechos. Han sido diferentes las medidas que se han adoptado últimamente de apoyo a la familia, pero bien merece la pena detenerse en algunas de ellas.

En la declaración de Hacienda de 2003 miles de ciudadanos podrán desgravar cantidades económicas en función de su renta, de los hijos, personas mayores o con algún grado de discapacidad que tengan a su cargo. En esta misma línea el acceso a una vivienda digna, de calidad y a precios asequibles va a dejar de ser un problema para mujeres que hayan sufrido situaciones de mal trato, jóvenes o familias numerosas, colectivos que, a partir de este momento, podrán beneficiarse de incentivos para poder adquirir una vivienda en condiciones ventajosas y que la búsqueda de un espacio para vivir deje de ser una carga demasiado pesada en su economía.

Pero si esas dos iniciativas son ya en sí mismas importantes hay que reseñar dos actuaciones destinadas a facilitar la calidad de vida a las familias numerosas de Castilla-La Mancha. La primera de estas es la concesión de una ayuda de novecientos euros a aquel padre que solicite una excedencia de paternidad de duración mínima de un mes por cuidado familiar, motivada por nacimiento, acogimiento permanente o por adopción de un hijo. Se trata de promover la actividad laboral de la mujer y facilitar la corresponsabilidad del padre en el cuidado de los hijos. La segunda medida va destinada a las familias numerosas que podrán solicitar una aportación de treinta euros mensuales por cada hijo menor de dieciocho años. Alrededor de cincuenta mil familias numerosas podrán obtener estas ayudas y paliar en parte las dificultades económicas que tienen muchas de ellas. Son como se indicaba anteriormente apoyos que desde el Gobierno castellano-manchego pretenden facilitarse a miles de ciudadanos que lo necesitan. Es desde luego un esfuerzo más de solidaridad al que contribuimos todos los castellano-manchegos.