Más que un gran helicóptero

Rumbo al futuro

Un objetivo, una visión.

Lee

Este verano disfruta

Amistades peligrosas

Print E-mail
[ Medidas fiscales del Gobierno regional que benefician a los ciudadanos ]
 

Medidas fiscales del Gobierno regional que benefician a los ciudadanos
 

La supresión del Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones que se produce en el ámbito familiar, las deducciones en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF), ayudas complementarias para las pensiones de viudedad más bajas y la ya vigente Ley de Medidas Tributarias con amplias deducciones para las familias, las personas con discapacidad y las empresas familiares son algunas de las medidas fiscales aprobadas por el Gobierno de Castilla-La Mancha para mejorar la situación de la economía doméstica de todos los ciudadanos de la región.
La supresión del Impuesto de Sucesiones y Donaciones que se producen en el ámbito familiar busca aliviar la carga fiscal de las familias castellano-manchegas.

Foto: Carlos Moreno

La supresión del Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones que se produce en el ámbito familiar, las deducciones en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF), ayudas complementarias para las pensiones de viudedad más bajas y la ya vigente Ley de Medidas Tributarias con amplias deducciones para las familias, las personas con discapacidad y las empresas familiares son algunas de las medidas fiscales aprobadas por el Gobierno de Castilla-La Mancha para mejorar la situación de la economía doméstica de todos los ciudadanos de la región.

Desde el 1 de enero de 2008 los castellano- manchegos podremos beneficiarnos de esta medida, que va a suponer que unos 60.000 declarantes puedan ahorrarse, una cifra cercana a los 50 millones de euros. De esta forma, el 80 por ciento de los contribuyentes de estos impuestos gozarán de nuevas ventajas fiscales, que tienden a propiciar un mayor crecimiento económico, al facilitarse el proceso de transmisión de las empresas familiares.

 

La bonificación del Impuesto sobre Sucesiones va a suponer un ahorro que está por encima de los 40 millones de euros para unos 50.000 declarantes.


En concreto, y según ha anunciado el presidente Barreda, la deducción del Impuesto sobre Sucesiones va a suponer un ahorro que está por encima de los 40 millones de euros que afectará a unos 50.000 declarantes, mientras que de las deducciones en el Impuesto sobre Donaciones se beneficiarán unos 10.000 declarantes, que en conjunto se van a ahorrar más de 9 millones de euros.

 
 

Una medida muy ventajosa para todos


La aplicación de estas nuevas medidas se traduce en que el Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones, tanto entre cónyuges como entre padres e hijos, se van a reducir casi en su totalidad, en concreto en un 95 por ciento, con lo que tan solo va a quedar en vigor una fracción marginal que tiene como propósito servir al control y seguimiento de la Administración regional. De igual forma, cuando los destinatarios de la herencia o de la donación sean personas con discapacidad se beneficiarán de una deducción aún mayor, que puede llegar hasta el 99,75 por ciento de la cuota.

Además de beneficiar a las familias de la región, estas medidas fiscales suponen, a juicio de José María Barreda, un alivio añadido para estas personas, al facilitarles un trámite que, en la mayoría de los casos, llega en momentos difíciles.

 

La bonificación del Impuesto sobre Sucesiones va a suponer un ahorro que está por encima de los 40 millones de euros para unos 50.000 declarantes.


Lograr una mayor eficiencia económica y ventajas para la empresa familiar, reducir las diferencias de tributación que se derivan de la naturaleza de los bienes transmitidos y favorecer la transparencia en las transmisiones de bienes y derechos que se producen dentro de la familia son algunos de los propósitos que el Gobierno regional quiere alcanzar con la puesta en marcha de estas medidas fiscales.

En Castilla-La Mancha se han aprobado recientemente ayudas complementarias para las pensiones de viudedad más bajas, al igual que se van a destinar ayudas al conjunto de las pensiones mínimas.

Foto: Pepe J. Galanes

Aunque si es la más reciente, la supresión del Impuesto sobre sucesiones y donaciones no es la única medida fiscal adoptada para mejorar la situación económica de los ciudadanos de Castilla-La Mancha, ya existen en este año deducciones en el impuesto sobre la renta de las personas físicas (IRPF) y, en relación con el Impuesto sobre Sucesiones, éste se había suprimido en la práctica para las explotaciones agrarias prioritarias, singulares y preferentes, para las empresas familiares y las herencias a favor de hijos menores de 21 años o con alguna discapacidad. Además, en esta línea de trabajo, el Gobierno regional había aprobado ya la deducción del 20 por ciento de la cuota en sucesiones a favor del cónyuge o de los hijos, si estos son mayores de 21 y menores de 30.

En consonancia con esta predisposición de favorecer a los castellanomanchegos y mejorar sus condiciones de vida, el Gobierno regional ha aprobado recientemente, y también cumpliendo con los compromisos hechos en la campaña electoral, ayudas complementarias para las pensiones de viudedad más bajas, al igual que se van a destinar ayudas al conjunto de las pensiones mínimas.

 Cuando los destinatarios de una herencia o transmisión de bienes sean personas con discapacidad se beneficiarán de una deducción que llega hasta el 99,75 por ciento.

Foto: Carlos Moreno

 

 

Deducciones fiscales que benefician a los más desfavorecidos

El 6 de julio de 2007 apareció publicado en el Diario Oficial de Castilla- La Mancha el decreto del Gobierno regional por el que quedaban reguladas las ayudas a las pensiones de viudedad de menor cuantía que previamente había anunciado el presidente Barreda. De estas prestaciones podrán beneficiarse en Castilla- La Mancha un total de 81.000 personas, que verán incrementados sus ingresos.

Este decreto aprobado por el Consejo de Gobierno establece ayudas de entre 400 y 1.000 euros anuales para todas aquellas personas que perciban pensiones de viudedad por debajo de los 600 euros mensuales. La recepción de estas ayudas se llevará a cabo en dos pagas anuales, la primera de ellas en otoño de este año.

Con la finalidad de racionalizar el reparto, el Gobierno regional ha establecido cuatro tramos de ingresos en función de los cuales se abonarán estas ayudas. El primero de ellos lo integrarán todos aquellos que no superen los 4.760 euros anuales, que percibirán una prestación de 1.000 euros; el segundo de los tramos está compuesto por quienes tengan ingresos entre los 4.760 y los 5.200 euros anuales, quienes disfrutarán de una ayuda de 800 euros.

El presidente regional, José María Barreda, cumple sus compromisos hechos durante la campaña electoral y en el Debate de Investidura celebrado en las Cortes.

Foto: Álvaro Ruiz

En el tercer tramo están agrupadas todas aquellas personas cuyos ingresos se sitúen entre los 5.200 y los 6.500 euros, que percibirán 600 euros al año. Por último, en el cuarto tramo se sitúan quienes perciben al año entre 6.500 y 7.200 euros, el límite establecido. Estas personas recibirán 400 euros anuales de la Administración autonómica.

 

La Ley de Medidas Tributarias con amplias deducciones en el IRPF y otros impuestos ha permitido un ahorro conjunto de aproximadamente siete millones de euros a familias, mayores, personas con discapacidad, agricultores y empresas familiares.


Para computar estos ingresos no se tendrán en cuenta las ayudas recibidas por la Ley de Dependencia, las pensiones de orfandad de los hijos, las ayudas a las familias numerosas, las ayudas por necesidad de tercera persona y tampoco se contarán los ingresos de rendimiento de capital mobiliario hasta un máximo de 1.000 euros. Con esto, lo que persigue el Gobierno de Castilla-La Mancha es que el mayor número de personas en situación de viudedad o familiares con quienes convivan y que además dependieran económicamente de la persona fallecida puedan beneficiarse de estas ayudas.

Foto: Carlos Moreno

A fin de hacer realidad estas ayudas para este amplio colectivo de la región, el Gobierno de Castilla-La Mancha ha dispuesto un fondo de más de 40 millones de euros anuales destinado exclusivamente a la ejecución de este decreto. Actualmente en nuestra Comunidad Autónoma existen cerca de 91.700 personas en situación de viudedad, de las que más de 81.000 se pueden beneficiar de las ayudas que regula este decreto, lo que significa que cerca del 90 por ciento de este colectivo tendrá derecho a esta nueva prestación que otorga el Ejecutivo autonómico.

El Gobierno castellano-manchego ya había suprimido con anterioridad el Impuesto sobre Sucesiones para las explotaciones agrarias prioritarias, singulares y preferentes.

Foto: Carlos Moreno

 
 

Medidas ventajosas para familias, empresas y agricultores


A finales de 2005, las Cortes de Castilla- La Mancha aprobaron una Ley de Medidas Tributarias con amplias deducciones en el IRPF para las familias y personas con discapacidad, así como ventajas fiscales para empresas familiares y explotaciones agrarias de carácter prioritario, que fueron ampliadas en 2006 para los mayores de 75 años.

 

De las deducciones en el impuesto sobre donaciones se beneficiarán unos 10.000 declarantes, que en conjunto se van a ahorrar más de 9 millones de euros.


Entre las ventajas fiscales en el IRPF para familias y discapacitados destacan la deducción de 100 euros por nacimiento o adopción de hijos, de 200 euros por discapacidad de ascendientes o descendientes, 300 euros en el caso de que los contribuyentes tuviesen una discapacidad, 100 euros por ascendientes o contribuyentes mayores de 75 años y deducciones del 15 por ciento de las cantidades que se donen al Fondo de Cooperación de Castilla-La Mancha. En referencia a estos colectivos “sensibles”, el ahorro total que generarán estas medidas se estima en cerca de dos millones de euros y afectará en total a unos 30.000 declarantes, que suponen el 4 por ciento del total regional.

El conjunto de medidas tributarias pretenden facilitar la transmisión de bienes y beneficiarán a las empresas familiares.

Foto: Carlos Moreno

 
En el capítulo referido a los sectores productivos, ya se aprobaron en 2005 reducciones en el impuesto sobre sucesiones para empresas familiares y explotaciones agrarias prioritarias, singulares y preferentes. El ahorro conjunto de estas medidas se estimó por aquel entonces en unos 2,5 millones de euros, teniendo un efecto positivo para más de 15.000 contribuyentes.

En conjunto, esta Ley de Medidas Tributarias ha permitido un ahorro conjunto de aproximadamente siete millones de euros a familias, personas con discapacidad, agricultores y empresas familiares. En concreto, más de 45.000 contribuyentes se estaban ya beneficiando de estas reducciones fiscales en Castilla-La Mancha.

 

 

 

 

 

 

 

Ayudas a las personas en situación de viudedad
 

1. Quienes no superen los 4.760 euros anuales percibirán una prestación de 1.000 euros.

2. Quienes tengan ingresos entre los 4.760 y los 5.200 euros anuales disfrutarán de una ayuda de 800 euros.

3. Todas aquellas personas cuyos ingresos se sitúen entre los 5.200 y los 6.500 euros percibirán 600 euros al año.

4. Quienes perciben al año entre 6.500 y 7.200 euros recibirán 400 euros anuales.