Más que un gran helicóptero

Rumbo al futuro

Un objetivo, una visión.

Lee

Este verano disfruta

Amistades peligrosas

Print E-mail
[ Los galardonados en el Día de la Región ]
 

Reconocimientos extensivos a todos los castellano-manchegos

 

En el acto institucional para celebrar el Día de Castilla-La Mancha en 2009, el presidente regional, José María Barreda, entregó tres Medallas de Oro: para el Club Balonmano Ciudad Real; para la presidenta de Cruz Roja en Castilla-La Mancha, Manuela Cabero; y para el jugador de la Selección Española de Fútbol Andrés Iniesta. Además, el escultor José Luis Sánchez ha sido nombrado Hijo Predilecto de la región y el escritor José Luis Sampedro Hijo Adoptivo. También se entregaron en la ceremonia 12 Placas al Mérito Regional, de las que tres son a título póstumo.

Como cada año, el Gobierno de Castilla-La Mancha reconoce a las personas, las instituciones y los organismos que, con su trabajo diario, ayudan a que la región sea cada vez mejor, gracias a su esfuerzo en beneficio de toda la sociedad, un éxito individual que redunda en el éxito colectivo de dos millones de castellano-manchegos. Para premiar su labor se entregan las Medallas de Oro de Castilla-La Mancha, las Placas de Reconocimiento al Mérito Regional y los títulos de Hijo Adoptivo y Predilecto. A juicio del Ejecutivo autonómico, todos podemos sentirnos identificados con estas personas, porque, al igual que ellos, todos y cada uno de los ciudadanos de esta Comunidad Autónoma colaboramos y trabajamos para construir el futuro de la región.

 


Nuestras Medallas de Oro


Aunque es natural de León, Manuela Cabero lleva más de treinta años afincada en Toledo y es, desde 1995, la presidenta de Cruz Roja en Castilla-La Mancha. Por estar al frente de esta organización, coordina las 62 asambleas locales que tiene Cruz Roja en la región y, además, su solidaridad le lleva a desplazarse a lugares donde es necesaria la asistencia sanitaria, como ocurrió durante la pasada Guerra de Irak, donde estuvo trabajando con las víctimas del conflicto bélico.

Por todo eso, Manuela ha recibido este año la Medalla de Oro de Castilla-La Mancha, la máxima distinción que otorga la región a sus ciudadanos o instituciones. “Me siento orgullosa, pero también me siento turbada”, asegura Manuela cuando le preguntamos qué significa para ella. Considera que “habría mucha gente que se la merecería mucho más que yo”, aunque de todos modos la recibe “con orgullo, con generosidad y en nombre de mucha gente que se dedica al trabajo humanitario, sobre todo, en nombre de aquellos a quienes va dirigido el trabajo humanitario, que son realmente los excluídos y los marginados de la sociedad”.

Asociación Cultural Amigos de la Zarzuela de La Solana, su labor les ha  hecho merecedores de una Placa al Mérito Regional.

Recuerda la presidenta de Cruz Roja que la noticia de la concesión de la medalla se la comunicó personalmente el presidente regional, José María Barreda, y nos cuenta que ella le aseguró que “como yo, se la merecería toda Castilla-La Mancha”. Respecto a su trabajo, confiesa sentirse orgullosa de toda la labor que desarrolla Cruz Roja en Castilla-La Mancha, desde los programas de cooperación internacional hasta la teleasistencia domiciliaria que, “gracias a la generosidad del Gobierno regional llega a todos los rincones de la Comunidad”. Aún así, a juicio de Manuela Cabero, “en estos tiempos son prioritarios los programas de empleabilidad y de inmigración”.

Manuela también nos ha contado que ha estado presente en todos los conflictos bélicos registrados desde 1992 y también ha acudido a prestar su ayuda en catástrofes naturales. Por eso considera “que el trabajo es ímprobo y que dadas las necesidades es como un grano en un pajar, pero no excluye que no sea necesario ese grano”. A este respecto, expresa su deseo de que “ojala no seamos necesarias en el futuro las personas que nos dedicamos al trabajo humanitario”.

Reconoce esta mujer que la Medalla que le concede la región es “un estímulo para seguir adelante” y confiesa que “los que nos dedicamos a esto somos optimistas irredentos, pero por supuesto que da ánimo que alguien haga un reconocimiento al trabajo humanitario”.   

Otro de los galardonados en 2009 con la Medalla de Oro de Castilla-La Mancha es el Club Balonmano Ciudad Real, ganador de la liga ASOBAL 2009, y cuyo capitán, José Javier Hombrados, se siente, en nombre de todo su equipo, “muy satisfecho y orgulloso de que en nuestra región nos valoren de esta manera y nos concedan un reconocimiento tan importante”. El deportista confiesa que, como muchos de sus compañeros, “el hecho de que en una Comunidad tan grande como ésta seamos algo tan importante te hace ver el significado y la grandeza de lo que estamos consiguiendo”.

Javier lleva siete temporadas jugando en el Balonmano Ciudad Real y es consciente de que este equipo es de los mejores embajadores que la región pueda tener. Nos cuenta que sus hijos, como los de muchos de sus compañeros, son castellano-manchegos y ve su futuro ligado al de esta Comunidad Autónoma. “Me siento de aquí, muchos de nosotros nos sentimos de aquí”. A este respecto, cree el capitán del equipo que “la labor del Club no es solo deportiva, sino también social en cuanto al arraigo que ha conseguido para muchos jugadores importantes a nivel internacional”.

Según su capitán, los integrantes del Balonmano Ciudad Real sienten que cuentan con un Gobierno regional que apoya al deporte y reconoce Hombrados que “nosotros somos parte de esa pirámide que trabaja para que los niños tengan un objetivo por el que mejorar, aparte de la motivación propia del deporte; somos importantes dentro de esa pirámide de trabajo que hace el Gobierno regional a favor del deporte”. 

Hombrados considera que esta Medalla de Castilla-La Mancha es “un broche de oro para una gran temporada”, aunque dice que “lo importante es que no nos quedemos aquí, que sigamos en esta dinámica”, que la gente les anime y quiera que “sigamos siendo el estandarte de la Comunidad fuera de nuestras fronteras”.

 

La presidenta de Cruz Roja en la región, Manuela Cabero, asegura sentirse “orgullosa, pero también turbada” por recibir esta Medalla y considera que “habría mucha gente que se la merecería mucho más que yo”

 

El Club Balonmano Ciudad Real  es otro de los galardonados con la Medalla de Oro de Castilla-La Mancha.

Confiesa el capitán del equipo que si tuviera que pronunciar un discurso en representación de los premiados con la Medalla de Oro de la Región, “agradecería a José María Barreda y a las personas encargadas de conceder este premio que nos valoren de esta manera; y también agradecería a la ciudad de Ciudad Real su acogida”, porque “todos juntos hemos conseguido hacer un equipo campeón con una trayectoria envidiable”. En este sentido, considera que hay que valorar el esfuerzo de todos, ya que “esto es como una planta que se ha ido regando, ha ido creciendo poquito a poco y al final se ha hecho grandísima, sigue creciendo, tiene un futuro prometedor, pero sigue necesitando del apoyo de todos”.

En la estantería donde coloca todos sus trofeos futbolísticos, Andrés Iniesta tendrá que hacer un hueco para colocar la Medalla de Oro que le ha concedido su región, de la que él es un excelente embajador. Natural de Fuentealbilla (Albacete). Andrés Iniesta es nuestro deportista más internacional y uno de los héroes que se trajo a España la Eurocopa de 2008. Al igual que lleva el nombre de su región allá por donde va, Iniesta es profeta en su tierra y, además de contar con el cariño de sus paisanos, ha sido reconocido en su Comunidad con el Premio al Mérito Deportivo 2008.

 


José Luis Sampedro, Hijo Adoptivo de Castilla-La Mancha


El escritor José Luis Sampedro , nombrado Hijo Adoptivo de Castilla-La Mancha
José Luis Sampedro es uno de los escritores en lengua castellana más importantes del siglo XX y miembro, desde 1990, de la Real Academia de la Lengua. Además, desde este 2009 Sampedro es también Hijo Adoptivo de Castilla-La Mancha “un honor que recibo con gran satisfacción”, nos confiesa.

El escritor nos ha contado que el presidente Barreda “tuvo la gentileza de comunicármelo personalmente. Lo hizo por teléfono y dada mi sordera, lo hizo con la ayuda de mi esposa que hizo de intérprete”. Considera que esta distinción le es otorgada “por mi relación y la relación de mi obra con Castilla-La Mancha” y, a este respecto, nos habla de una de sus novelas más conocidas, “El río que nos lleva”, y de cómo “presenciar en mi infancia la llegada de los gancheros a Aranjuez, me dejó una viva impresión y suscitó el interés que de mayor me llevaría a escribir esta obra, como homenaje a la vida de aquellos hombres”.

Este gran hombre de la cultura española también nos ha contado que le unen “muy gratos recuerdos a Castilla-La Mancha: mis andanzas a lo largo del Tajo mientras escribí “El Río que nos lleva”; el IES de Guadalajara que lleva mi nombre; mi colaboración con la biblioteca de Cuenca cuyo taller de lectura concede anualmente el Premio Glauka en homenaje al personaje de mi novela “La vieja sirena”…”

Jesús Ayuso, librero y editor desarrolla  una amplia actividad en la plantación de árboles en Guadalajara.
También recuerda Sampedro con mucho afecto “mi visita al museo de Zaorejas; mi participación en el maratón de cuentos de Guadalajara; la recepción del Premio Su peso en Miel del Ayuntamiento de Peñalver, cuya miel sigo degustando; mi especial relación con la Fundación Siglo Futuro de Guadalajara; el entrañable acto de entrega del premio al ganador del concurso que se convocó en los IES de Castilla-La Mancha sobre mi obra “El mercado y la globalización” y muy especialmente los actos de adopción por parte de la ciudad de Guadalajara y el homenaje que me rindió Cuenca concediéndome la medalla de la ciudad”.




José Luis Sánchez Fernández, Hijo Predilecto

 

El escultor José Luis Sánchez Fernández ha sido reconocido este año como Hijo Predilecto de Castilla-La Mancha. Para este académico de número de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, ser Hijo Predilecto de la región “es un honor muy importante, muy bien recibido y apreciado” que se le otorga “en el último tramo del recorrido profesional y vital” y como reconocimiento al trabajo realizado durante toda su vida. Recuerda que fue el propio presidente Barreda quien le comunicó este título, lo que para él supuso “una sorpresa muy grata”. Este artista habla de la escultura como “una manifestación dificultosa de la cultura, por ser un arte poco reconocido en el mundo cultural, un arte muy escondido y anónimo”, puesto que considera que los escultores “somos como los equilibristas de los circos, que van siempre hacia la resolución de lo más dificultoso, cuando la ley de la vida es la del mínimo esfuerzo”.

José Luis Sánchez Fernández, nacido en Almansa, ha pasado los últimos 70 años de su vida en Madrid, aunque reconoce que su contacto con Castilla-La Mancha ha sido “muy frecuente y gratificante” y que ha hecho muchos y muy importantes trabajos en la región, “donde siempre han contado conmigo”.

El presidente Barreda con el jugador del Club de Fútbol Barcelona, natural de la
localidad albatecense de Fuentealbilla, Andrés Iniesta.

Foto: Pino Fontelos




Las Placas de Reconocimiento al Mérito Regional


El sumiller del restaurante madrileño Zalacaín desde 1973, Custodio López Zamarra, es natural de Villatobas (Toledo) y ha dado nombre al trofeo por el cual se premia al mejor sumiller en la feria Madrid Fusión, que organiza la Asociación Madrileña de Sumilleres con el patrocinio del Gobierno regional. Premiado por su trabajo en multitud de ocasiones, Custodio López recibe ahora una de las Placas de Reconocimiento al Mérito Regional. Y es que hablamos de la persona que encarna la imagen del sumiller con mayúsculas; un experto en vino de referencia nacional, que es premiado por la región que le vio nacer. 

Alquimia Soluciones Ambientales es la primera spin off nacida en la Universidad de Castilla-La Mancha; se constituyó en 2005 aunando los conocimientos científicos y de gestión empresarial en los sectores del medio ambiente y la energía. Además de contar con el Premio Cinco Días a la Innovación Empresarial, a partir de ahora pueden presumir de tener una de las Placas al Mérito Regional que se otorgó en 2009. Alquimia dispone de un Centro de Innovación en Daimiel (Ciudad Real) y colabora con centros públicos de investigación en el desarrollo de proyectos de I+D. 

 

El capitán del Balonmano Ciudad Real, José Javier Hombrados, se siente, en nombre de todo su equipo, “muy satisfecho y orgulloso de que en nuestra región nos valoren de esta manera y nos concedan un reconocimiento tan importante”.


Daniel Azaña dirige desde 1992 “R que R”, una empresa de Albacete que trabaja por la protección medioambiental y la lucha contra la desigualdad social, labores que ahora ha reconocido el Gobierno de Castilla-La Mancha con una Placa al Mérito Regional, algo que Daniel agradece profundamente. Que el Ejecutivo “ponga en valor este tipo de iniciativas que buscan una economía alternativa a lo generalizado es un orgullo y nos sentimos muy contentos de que se nos dé este reconocimiento”. Daniel asegura que es mucho el trabajo que se ha hecho hasta ahora. R que R gestiona desde muebles hasta ropa pasando por papel para reciclarlo y reutilizarlo, y además desarrolla un taller de inserción sociolaboral para personas en situación de exclusión social. Actualmente trabajan en la asociación y la cooperativa “R que R” cerca de 60 personas que se dedican a la recogida de papel y cartón, pilas, muebles, libros, ropa…

 

R que R , empresa que trabaja por la protección medioambiental  y la lucha contra la desigualdad social ha sido distinguida con la Placa al Mérito Regional.

Junto con la Fundación “El Sembrador” de Cáritas, llevan a cabo un proyecto denominado “Fuera de serie” para gestionar el residuo textil de la provincia en el que trabajan personas en riesgo de exclusión social. Como cualquier empresa, R que R busca la solvencia económica al desarrollar una actividad, pero atendiendo siempre a la responsabilidad social. A Daniel le gustaría que su ejemplo se repitiese e inundase Castilla-La Mancha y cuenta que hoy, como siempre, siguen trabajando con ganas desarrollando una labor que podemos conocer a través de su página web: www.rquer.es.

Jesús Ayuso es librero, editor y dueño de una de las librerías más emblemáticas de Madrid. Además, desde hace 20 años desarrolla una amplia actividad de plantación de árboles en su pueblo natal, Moratilla de los Meleros (Guadalajara), con el objetivo de luchar contra la desertificación y el cambio climático. En este 2009 Jesús ha sido reconocido con una de las Placas al Mérito Regional por su proyecto de educación ambiental, que combina el disfrute de más de 50.000 árboles plantados con la lectura en la naturaleza, ya que dispone de un fondo bibliográfico de más de 25.000 ejemplares. Ayuso se siente al recibir esta distinción “como si me hubiese tocado la lotería, porque desde niño aposté por el medio ambiente y la plantación de árboles, por dedicarme al cultivo de la naturaleza y al cultivo intelectual de los hombres y mujeres”.

Ayuso, que se muestra muy orgulloso de sus orígenes castellano-manchegos, nos asegura que “para conservar el futuro hay que conservar el presente”. Recuerda que en su infancia su padre le dijo que tenía que plantar árboles “porque el futuro de la humanidad va a ser la defensa de la naturaleza y el medioambiente”. Este hombre nos asegura “que lo más importante es cultivar el intelecto y cultivar la naturaleza, porque cultivando el espíritu que te forma vas a cultivar la naturaleza, que es tu cuna”.

 

En la estantería donde coloca todos sus trofeos futbolísticos, Andrés Iniesta tendrá que hacer un hueco para colocar la Medalla de Oro que le ha concedido su región, de la que él es un excelente embajador.

 

La presidenta de Cruz Roja en la Comunidad Autónoma, Manuela Cabero, distinguida también con la Medalla de Oro.

Foto: Carlos Moreno

Braulio Carlés es el responsable territorial en Castilla-La Mancha de la Asociación Comisión Católica Española de Migraciones, una organización sin ánimo de lucro que trabaja con refugiados e inmigrantes con el objetivo de promover la inserción social y la igualdad de derechos y deberes de todas las personas con independencia de su origen, sexo, raza, religión o grupo social. Esta organización está presente en la región desde 1992, y trabaja en otras 11 Comunidades Autónomas con casi 500 trabajadores, 200 colaboradores y cerca de 600 voluntarios. Tras recibir la noticia de que la Asociación a la que representa era merecedora este año de una Placa al Mérito Regional, Braulio Carlés asegura que este reconocimiento “da respuesta a una sensibilidad por parte de la Administración y a un trabajo de coordinación y sinergias que se generan cada día más y mejor entre los agentes que se mueven en el territorio, y que, por último, es la respuesta al buen hacer de esta organización y de otras muchas que trabajan en este ámbito”.

Ante todo, para su máximo responsable en la Comunidad, “es un estímulo y un aliento para seguir impulsando y trabajando en este mundo de la inmigración, sobre todo en estos momentos de mayor dificultad, de crisis, donde hay que dar nuevas respuestas ante el fenómeno migratorio y seguir caminando en busca de soluciones”.

 

El movimiento Scout de la región  
 

Más de 1.200 personas forman parte del proyecto de la Federación de Socuts Católicos de Castilla-La Mancha, creada en 1998, que agrupa a las asociaciones provinciales de Albacete, Ciudad Real y Guadalajara. Su presidente, Ignacio Padilla, asegura sentirse “muy contento por recibir este honor, porque es un reconocimiento al trabajo que venimos realizando durante muchos años” y la vez dice estar sorprendido por esta distinción. Como nos cuenta su presidente, la Federación de Scouts Católicos se dedica a la educación en valores de igualdad, libertad y democráticos para niños y jóvenes en la región, a quienes les enseñan a trabajar en equipo y para el bien de la sociedad. El presidente de este colectivo confiesa que son “una entidad dedicada a educar a personas comprometidas con la sociedad”.

En la fotografía, Cándida Gutiérrez ha obtenido una Placa al Mérito Regional  por su labor docente en la Universidad regional.


Repartidos por 217 países, hay más de 28 millones de personas que pertenecen al movimiento Scout y que comparten un mismo sistema de valores a través de la Promesa y la Ley Scout. Junto con la Federación de Scouts Católicos, la Federación de Asociaciones Scouts de la región ha recibido también una Placa de Reconocimiento al Mérito Regional, algo que su presidente, Raúl Munera, valora como “un reconocimiento de nuestro Gobierno regional a nuestro trabajo en este año en que cumplimos 25 años” y como “una palmadita en la espalda que nos anima a seguir adelante, porque queda mucha Castilla-La Mancha que construir y mucha juventud con la que poder trabajar y a la que educar en el tiempo libre”.

El representante de los Scouts se muestra muy agradecido y piensa que “no habría escenario suficiente para todos aquellos que deberían recibir la placa conmigo, porque lo haré en representación de todos aquellos que durante estos 25 años han hecho posible que nuestra Federación haya seguido con su trabajo”. “Siempre listos para servir” es el lema de los Scouts y la frase con la que Raúl resume lo que siente el colectivo al que representa, quienes quieren “dejar una sociedad mejor que la que hemos encontrado y para ello trabajamos”.

La Asociación Cultural de Amigos de la Zarzuela organiza cada año en La Solana (Ciudad Real) la semana regional de la Zarzuela desde 1984. Su presidente, Antonio García-Cervigón, se muestra “muy satisfecho de que el Gobierno regional y su presidente, José María Barreda, se hayan acordado de nosotros y de nuestra trayectoria”. Asegura Antonio que se siente muy honrado por recibir esta placa “porque en la provincia y en la región hay muchas asociaciones que, como nosotros, merecen este reconocimiento, y a ellas les brindamos nuestra placa”.

El presidente de Castilla-La Mancha, José María Barreda, con los premiados con motivo de la celebración del Día de la Región.

Foto: Pino Fontelos

 

José Luis Sampedro es uno de los escritores en lengua castellana más importantes del siglo XX y desde ahora es también Hijo Adoptivo de Castilla-La Mancha “un honor que recibo con gran satisfacción”, nos confiesa.

 

María del Carmen Barambio y Cándida Gutiérrez
 

La presidenta de la Asociación contra el Cáncer de Cuenca, María del Carmen Barambio, también ha recibido en 2009 una de las Placas que otorga el Gobierno de Castilla-La Mancha y lo ha hecho “con gran alegría, porque supone una enorme satisfacción”. María del Carmen está al frente de esta asociación desde 1998 y reconoce que “el fantástico grupo de colaboradores y voluntarios que tenemos está también muy contento” por este reconocimiento.

María del Carmen Barambio quiere dar las gracias “a tanta gente que se ha acordado de esta institución tan importante, a la que represento, en la que mucha gente lleva 50 años trabajando”. Sobre los voluntarios, no encuentra palabras para agradecerles su labor, y anima a quienes aún no lo son “porque un ratito de cada uno llevaría muchísima alegría y ayuda a los demás…y la recompensa es inmensa”.

Cándida Gutiérrez García es profesora de Derecho Romano en la Universidad de Castilla-La Mancha. Esta docente ha visto reconocida su trayectoria profesional con esta Placa al Mérito Regional, lo que para ella es “un verdadero honor” que recibe “por trabajar por la Universidad, como es mi deber y obligación”. Cándida nos cuenta que al recibir la noticia del consejero de Presidencia, José Valverde, se llevó “una sorpresa muy grata”.

Cándida ahora es secretaria general en el rectorado del Campus de Ciudad Real, tras estar al frente de la Oficina del Defensor del Universitario, una tarea que consiste en “la defensa de los derechos y las libertades de todos los miembros de la Universidad”, labor en la que Cándida siempre ha tratado “que se resolvieran los temas a través de la conciliación y la mediación, ya que siempre se puede llegar a un consenso”. Por último, esta profesora se ha referido al apoyo por parte del Gobierno regional con el que ha contado siempre la Universidad.

Miembros de la Federación de Scouts de Castilla-La Mancha posan con el presidente Barreda.

Foto: Pino Fontelos




Tres placas a título póstumo


Don Manuel Rodríguez Fernandez ha recibido, a título póstumo, la Placa al Mérito Regional. Hablamos de un hombre que siguió los pasos de su padre, quien comenzó a fabricar guitarras en 1905. Hoy su trabajo sigue vivo y ha encontrado continuidad en la labor de sus dos hijos, que dirigen en Esquivias (Toledo) la fábrica de guitarras “Manuel Rodríguez and Sons”, donde fabrican al año unas 10.000 guitarras españolas que se venden por todo el mundo. Paco de Lucía y Eric Clapton son algunos de los músicos que han hecho uso de sus modelos artesanales.

También a título póstumo recibe una Placa al Mérito Regional Ángel Luis Mota Chamón, quien fuera el primer director de la sede en Cuenca de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP), trabajo al que dedicó nueve años de su vida. Este hombre, que fue reconocido con la Medalla de Honor de la UIMP, que sólo se entrega a personas de reconocido prestigio investigador docente, apostó por el desarrollo de las nuevas tecnologías en un momento en el que aún estaban en ciernes.
 

José Luis Sánchez Fernández considera que los escultores “somos como los equilibristas de los circos, que van siempre hacia la resolución de lo más dificultoso, cuando la ley de la vida es la del mínimo esfuerzo”


Luciano Gutiérrez fue un importante restaurador y escultor que nos dejó el pasado mes de abril a los 81 años de edad. Fue caballero mozárabe feligrés de Santa Eulalia y un personaje muy conocido en Toledo, donde tenía su taller. Entre otros muchos méritos, fue el encargado de restaurar los gigantones de la época del Cardenal Lorenzana que adquirió la Catedral en 1775 y fue el descubridor, en 1986, de que los tres óleos de la parte superior del retablo de la Iglesia de La Asunción  de Calzada de Oropesa (Toledo) pertenecían al pintor barroco Claudio Coello. Luciano Gutiérrez también ayudó en la limpieza de “El Expolio”, una de las obras más conocidas de “El Greco”, que se puede ver en la Catedral de Toledo.

 

 

E.D.