Más que un gran helicóptero

Rumbo al futuro

Un objetivo, una visión.

Lee

Este verano disfruta

Amistades peligrosas

Print E-mail
[ Multitudinaria manifestación en Talavera de la Reina (Toledo) ]
 

Los castellano-manchegos se mojan en defensa del agua

 

Bajo el lema “Por nuestros ríos, por nuestro futuro”, más de 40.000 castellano-manchegos se han manifestado en Talavera de la Reina (Toledo) en defensa del Tajo; un acto en el que los ciudadanos alzaron miles de banderas de Castilla-La Mancha exigiendo el fin del trasvase Tajo-Segura y reclamando su derecho a disfrutar del agua de los ríos en cantidad y calidad suficiente para asegurar el crecimiento, el desarrollo y el progreso de nuestra Comunidad Autónoma.

Foto: Yolanda Soria

Tras guardar un minuto de silencio por el último asesinato perpetrado por la banda terrorista ETA en Arrigorriaga (Vizcaya), el presidente de Castilla-La Mancha, José María Barreda, se sumó a los miles de personas que inundaron las calles de Talavera de la Reina para reclamar la dignidad de nuestros ríos y dejar clara la postura de la región en contra del trasvase Tajo-Segura.

El presidente regional se unió a esta movilización ciudadana tras asistir a la reunión de la Mesa del Agua, donde sus miembros plantearon la necesidad de seguir trabajando juntos de manera coherente y vertebrada para defender los intereses regionales con mayor eficacia. En este contexto, el presidente Barreda reiteró su postura: “Agua para todos sí; agua para todo no” y aseguró que “si hay y ha habido alguna región solidaria que está trasvasando agua, ésa es Castilla-La Mancha”, ya que “nunca” se ha negado agua para beber. 

El presidente regional,
José María Barreda, en la cabecera de la manifestación convocada en Talavera de la Reina en defensa del agua de Castilla-La Mancha.

Foto: Yolanda Soria



“Si ha habido alguna región solidaria esa es Castilla-La Mancha”, señaló el presidente regional, quien recordó que los castellano-manchegos jamás negarán el agua para beber, pero sí se plantarán ante su uso indiscriminado, porque la región la necesita y además tiene derecho prioritario sobre ese agua, como establece la ley.

El presidente del Gobierno regional aseguró, durante el transcurso de la multitudinaria manifestación, que “aquí esta la sociedad de Castilla-La Mancha y sobre todo aquí están los ciudadanos. La gente tiene muy clara la importancia que tiene el agua para nuestro desarrollo y esta marcha es una buena prueba de ello”.

En el marco de la movilización ciudadana, el presidente Barreda aseguró que se trataba de “una manifestación para defender el agua de Castilla-La Mancha” y añadió que está dispuesto a “defender ante el Rey, el presidente del Gobierno, los ministros, el Congreso de los Diputados y dondequiera que sea los intereses de nuestra región”.

 


Un amplio apoyo social

 

Los representantes de los principales colectivos sociales de Castilla-La Mancha se dieron cita en Talavera de la Reina.

Foto: Carlos Moreno


La manifestación, que recorrió las principales calles de la Ciudad de la Cerámica, estuvo respaldada por más de doscientos colectivos sociales de Castilla-La Mancha, entre los que se encontraban diferentes asociaciones vecinales, medioambientales, organizaciones sindicales, agrarias, empresariales, deportivas, partidos políticos, representantes de los ayuntamientos de las principales ciudades de la ribera del Tajo, del Parlamento de Castilla-La Mancha y de la Federación de Municipios y Provincias. La marcha estuvo encabezada por una pancarta principal bajo el lema “Por nuestros ríos, por nuestro futuro” sostenida por los portavoces de la Plataforma en Defensa de los Ríos Tajo y Alberche, organización que convocó la movilización ciudadana.

Miles de ciudadanos acudieron en Talavera a la convocatoria de la Plataforma en Defensa de los ríos Tajo y Alberche.

Foto: Carlos Moreno


La segunda cabecera de la manifestación estaba compuesta por los representantes de los partidos políticos y en ella se encontraban el presidente Barreda; la consejera de Economía y Hacienda, María Luisa Araújo; el consejero de Agricultura y Desarrollo Rural, José Luis Martínez Guijarro; el consejero de Vivienda y Ordenación del Territorio, Julián Sánchez Pingarrón; el alcalde de Toledo, Emiliano García-Page; el alcalde de Talavera, José Francisco Rivas, y varios diputados de las Cortes de Castilla-La Mancha.

“La cuenca unida jamás será vencida” o “El Tajo no se vende” fueron algunos de los lemas más repetidos por los manifestantes.

Foto: Carlos Moreno


También se dieron cita en la concentración el alcalde de Aranjuez (Madrid), Jesús Dionisio Ballesteros; la portavoz del Gobierno regional, Isabel Rodríguez; el presidente de la Diputación de Toledo, José Manuel Tofiño; la consejera de Administraciones Públicas y Justicia, Magdalena Valerio, y la consejera de Industria, Energía y Medio Ambiente, Paula Fernández, entre otros.  



 

Un expolio que dura ya más de 30 años

 

Fueron muchos los castellano-manchegos que portaron la bandera de su región en esta multitudinaria movilización ciudadana.

Foto: Carlos Moreno


La manifestación, que comenzó en la Plaza del Pan, finalizó en los Jardines del Prado de la localidad talaverana con la lectura de un manifiesto por parte de Miguel Ángel Sánchez, portavoz de la Plataforma en defensa de los ríos Tajo y Alberche, quien recordó que “en los años setenta se consumó con el trasvase Tajo-Segura, el mayor expolio de recursos en la historia de toda la cuenca del Tajo y de nuestra ciudad”.

El presidente regional, José María Barreda, saluda a un participante en la manifestación celebrada en Talavera de la Reina en defensa del agua de Castilla-La Mancha.

Foto: Yolanda Soria


De tal forma, aseguró que “eso supuso la pérdida del río para todos los ciudadanos y los pueblos ribereños. La cuenca se vio desde entonces privada de su recurso natural más importante y con tristeza e impotencia vimos cómo el escaso caudal que discurría por su cauce se reducía a las aguas residuales e industriales que generaban los seis millones de habitantes de la capital de España”.

Ciudadanos de todas las edades, llegados desde todos los rincones de la Comunidad Autónoma se dieron cita en la Ciudad de la Cerámica en defensa de nuestros ríos.

Foto: Carlos Moreno


El portavoz de la Plataforma convocante añadió que “perdimos así no sólo un recurso fundamental para nuestro desarrollo, sino también un espacio verde, un componente fundamental de nuestra cultura, e incluso algo a lo que también tenemos derecho: un espacio de ocio con las playas fluviales que se repartían a lo largo de todas sus riberas, como nuestra añorada playa de los Arenales en Talavera o la de Safont en Toledo”.

El presidente de Castilla-La Mancha, José María Barreda, durante la reunión que mantuvo la Mesa regional del Agua antes de participar en la manifestación en defensa de este recurso hídrico.

Foto: Yolanda Soria



 

El presidente Barreda,  reiteró su postura: “Agua para todos sí; agua para todo no”.
 



“Por nuestros ríos, por nuestro futuro” fue el lema escogido para esta manifestación, que congregó a 40.000 ciudadanos.

Foto: Carlos Moreno


El manifiesto aseguraba que “en la actualidad soportamos el mayor trasvase del territorio nacional, el del Tajo al Segura. Pero es tal la codicia hidrológica de la clase política de algunos territorios que se pretende un nuevo trasvase desde el cauce medio del río, en Extremadura, además de nuevos embalses para trasvasar desde el río Tiétar o el Guadyerbas, también en tierras de nuestra comarca, lo que supondría el expolio total de los últimos ríos vivos del centro peninsular”.

La concentración ciudadana contó con la participación de una caravana de tractores.

Foto: Carlos Moreno


En este punto, Miguel Ángel Sánchez afirmaba que la situación se agrava a causa de “las concesiones abusivas a los regantes del trasvase por un periodo de setenta y cinco años”. “Los pueblos y ciudades ribereños del Tajo llevan siendo solidarios más de treinta años, pero parece que esta circunstancia es una patente de corso para seguir expoliando nuestros recursos naturales, y dejarnos así sin ríos en aras a un concepto insostenible del desarrollo”, apuntó.