Más que un gran helicóptero

Rumbo al futuro

Un objetivo, una visión.

Lee

Este verano disfruta

Amistades peligrosas

Print E-mail
[ El Gobierno regional presenta, para su aprobación en las Cortes de Castilla-La Mancha, el proyecto de Ley de Presupuestos 2010 ]
 


9.616 millones para reactivar la economía y garantizar las políticas sociales

 

El proyecto de Ley de Presupuestos para el 2010 elaborado por el Gobierno de Castilla-La Mancha se enmarca en un contexto de crisis que condiciona las cifras y las prioridades. Pero estos Presupuestos, que nacen al amparo de los principios del Pacto por Castilla-La Mancha, tienen muy claro cuales son sus objetivos últimos: contribuir a reactivar la economía regional, minimizando el impacto de la crisis sobre trabajadores y empresarios y garantizar que Castilla-La Mancha es un espacio de cohesión y bienestar social para los ciudadanos. Y así son los Presupuestos: 9.616 millones de euros para cumplir esos objetivos.
Foto: Roberto Carmona

La situación económica de Castilla-La Mancha en el año 2009 como, las principales economías del mundo están viviendo una de las crisis más graves de la posguerra y, obviamente, una economía como la castellano-manchega, plenamente integrada en la economía internacional, no podía escapar a sus efectos. En este contexto, el proyecto de Ley de Presupuestos de Castilla-La Mancha para el 2010 elaborado por el Gobierno regional, que tendrá que ser estudiado y aprobado por el Parlamento autonómico, se presenta como un instrumento de extraordinaria utilidad para garantizar a los ciudadanos los servicios públicos esenciales con parámetros de calidad pero también como herramienta para dinamizar la actividad económica de nuestra región.

De esta forma, los próximos Presupuestos están marcados por la necesaria austeridad y eficacia en la gestión del gasto público. Junto a ello, los Presupuestos nacen del pacto con la sociedad y garantizan la financiación suficiente del paquete de medidas que entre todos, Gobierno regional y agentes sociales, se están poniendo en marcha para reactivar nuestra economía, sin perder de vista que este proyecto de Ley es un compromiso con la sociedad y, muy especialmente, con los servicios esenciales que garantizan el estado de bienestar de los ciudadanos.
 




Un presupuesto que crece al amparo de una gestión eficaz

 

Las familias gozan de atención muy especial en los Presupuestos de 2010.

 

Foto: Roberto Carmona

El proyecto de Presupuestos del Gobierno regional para el 2010 superará los 9.600 millones de euros, lo que supone un crecimiento global del 2,3%. Del total, el 78% se corresponde con fondos propios, algo más de 7.500 millones de euros, mientras que el 22% son fondos de carácter finalista. El proyecto de Presupuestos de 2010 se define, como primera característica, por ser un ejemplo de gestión eficaz de los recursos públicos, pues a pesar del contexto de dificultad financiera, se sigue manteniendo una cifra de ahorro bruto, diferencia entre ingresos y gastos corrientes, positiva.

En concreto el ahorro bruto en 2010 se situará en 106 millones de euros. Las inversiones directas de la administración regional, 783 millones de euros, más las gestionadas desde las empresas del sector público arrojan una cifra global de 2.116 millones de euros, lo que supone un incremento del 14,7% respecto a 2009. Dentro del capítulo de inversiones hay que computar también las transferencias de capital de 1.644 millones de euros, lo que implica un esfuerzo inversor total de 3.758 millones de euros, el 10% del PIB y un incremento global del 8,7%.

La eficacia en la gestión y en la inversión de estos Presupuestos se plantea paralela a otra característica, el equilibrio. De los 9.616 millones de euros, se dedican 4.290, el 45% al funcionamiento de la Junta de Comunidades, en particular a los servicios esenciales que se prestan a los ciudadanos, mientras que la carga financiera de la deuda es aproximadamente del 1%. Sólo uno de cada cien euros de estos Presupuestos se destina a gastos financieros.

Con respecto a los ingresos, nuestra región recibirá dentro del capítulo de transferencias del Estado 4.116 millones de euros, el 42,8% del montante total. Algo más de 3.000 millones de euros vendrán de los ingresos de carácter tributario, seguido de las transferencias de la Unión Europea.

 
 


Ni se suben los impuestos y se mantienen los beneficios fiscales

 

La sanidad, la educación y las prestaciones sociales continuan siendo prioritarias para el Gobierno de Castilla-La Mancha y así lo reflejan los Presupuestos remitidos a las Cortes regionales para 2010.

 

Foto: JCCM

El proyecto de Ley de Presupuestos para el 2010 explicita la decisión del presidente de Castilla-La Mancha de no subir los impuestos y mantener los beneficios fiscales aprobados en años anteriores. En relación al Impuesto sobre la Renta, el IRPF, se seguirán aplicando las deducciones por nacimiento o adopción de hijos, por discapacidad del contribuyente, por ascendiente o descendiente discapacitado y otras aprobadas en ejercicios anteriores. Asimismo se mantienen las deducciones aplicables al Impuesto de Sucesiones y Donaciones y a los Impuestos de Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados. Este conjunto de medidas supone un ahorro fiscal de casi 193 millones de euros para familias, empresas y agricultores de la región y que el número de declaraciones que se van a ver afectadas positivamente se aproxime a las 327.000.

 
 


Una política de endeudamiento prudente


Castilla-La Mancha, de acuerdo a las directrices marcadas por el Consejo de Política Fiscal y Financiera, asume en estos Presupuestos un déficit del 2,75% del PIB regional. En palabras de la vicepresidenta y consejera de Economía y Hacienda , María Luisa Araújo, “Castilla-La Mancha puede permitirse ese déficit porque ha seguido una política de endeudamiento prudente”. En relación al PIB la media de las comunidades autónomas alcanza el 6,2%, situándose en este periodo nuestra región en el 6,4%, la deuda por habitante, 1.165 euros, es inferior a la media del conjunto de comunidades que se sitúa en 1.482 euros.

 
 


Sanidad, educación y servicios sociales: prioridades

 

La inversión en educación es una de las preocupaciones del Gobierno del presidente Barreda, su partida presupuestaria registra un aumento del 2,5 por ciento.

 

Foto: Pino Fontelos

El 62% del presupuesto total de la Junta de Comunidades se destina a financiar la sanidad, la educación o los servicios sociales. Desglosada esta cifra, 2.157 millones irán para Educación y Ciencia, que experimenta un crecimiento del 2,5% y donde tendrán un impulso particular las enseñanzas secundarias y formación profesional, la enseñanza universitaria y la educación para adultos. Además de los programas de Atención a la Diversidad, con un presupuesto de 119,4 millones de euros.

La Consejería de Salud y Bienestar Social es la que experimenta un mayor crecimiento presupuestario, un 9,1%, en términos absolutos su presupuesto asciende a 1.002 millones de euros. Con este montante se cumple un compromiso de esta Legislatura como es el crecimiento en un 15% de los fondos destinados a la atención a personas con discapacidad, también son notables los incrementos de los
programas de pensiones y prestaciones asistenciales, 11 millones de euros más, los dedicados a la atención de personas mayores, un 11% más o los programas sociales básicos.

El presupuesto del SESCAM se sitúa en 2.752 millones de euros, creciendo un 2,75%. Más de uno de cada tres euros de incremento presupuestario se destina al SESCAM. La atención primaria contará con más de 1021 millones de euros, 12,5 millones más que en el año 2009 y la atención especializada gestionará 1.581 millones, casi 63 más que este año.

La licitación de obra pública también es una de las medidas recogidas en el Pacto por Castilla-La Mancha, trasladada a los Presupuestos del próximo año.

 

Foto: Carlos Moreno

Por su capacidad inversora hay que destacar que la Consejería de Ordenación del Territorio y Vivienda obtiene el 5% de los Presupuestos un total de 478,5 millones de euros. Y también destacar los 1.5633 millones que se destinan a la Consejería de Agricultura y Desarrollo rural, el 16% del total presupuestado.

 



Presupuestos austeros: se congelan los sueldos de los altos cargos


Por segundo año consecutivo los Presupuestos contemplan una congelación del sueldo de los altos cargos. Además se incorpora el acuerdo cerrado entre el gobierno de España y los sindicatos que recoge un incremento del 0,3% a los empleados públicos. En este capítulo el Gobierno de Castilla-La Mancha asumirá los acuerdos alcanzados que afectan a funcionarios, docentes y estatutarios. Además se ajustan notablemente los presupuestos de algunas consejerías, 5% en el caso de Presidencia, Industria, Energía y Medio Ambiente y Administraciones Públicas. También reduce su presupuesto un 2,6% la Consejería de Cultura, Turismo y Artesanía y un 2,2% la de Economía y Hacienda.

 
 


Objetivo: cumplir el Pacto por Castilla-La Mancha

 

Los Presupuestos de 2010 contemplan actuaciones del Pacto por Castilla-La Mancha relativas a la creación de empleo, formación profesional, apoyo a las empresas, nuevas tecnologías y el sector agroalimentario.

 

Foto: Luís S. Vizcaíno

El proyecto de Presupuestos de 2010 que se debate en las Cortes de Castilla-La Mancha contiene ya una dotación concreta de más de 1.500 millones de euros para las medidas contempladas en el Pacto por Castilla-La Mancha suscrito entre el Gobierno regional y los principales agentes sociales de nuestra comunidad autónoma. Así para obra pública e infraestructuras se destinan 1.180 millones de euros, 150 millones para actuaciones en materia de vivienda, 12,7 para nuevas líneas de financiación, 14,8 para apoyo a sectores específicos, 55,7 millones para apoyo a colectivos con dificultades, 13,7 millones para dinamización de sectores estratégicos, 15 millones para I+D+i y 33 millones para formación y cualificación profesional.