Informe especial
Click aquí
31 de Mayo

 

A Fondo
Click aquí
La región donde más crece la problación

 

Print E-mail

[ El profesor de la Universidad regional Mario Piattini, entre los mejores del mundo en Ingeniería de Sistemas ]

 

“Espero que la investigación pueda contribuir a un mundo mejor”

El profesor de la Universidad de Castilla-La Mancha Mario Piattini se encuentra en el puesto número 13 de entre los 15 mejores investigadores del mundo en ingeniería de sistemas y software y además es el único español que aparece en esa lista. El catedrático de Lenguajes y Sistemas Informáticos dirige el grupo de investigación Alarcos y el Instituto de Tecnologías y Sistemas de Información.

 

Usted es doctor en Informática y licenciado en Psicología ¿Qué tienen en común ambas disciplinas? ¿Hay que saber mucho de psicología para entender a los ordenadores?
Cursé la Licenciatura en Informática y posteriormente el Doctorado en la Universidad Politécnica de Madrid. Cuando estaba realizando mi tesis doctoral a finales de los ochenta, empezaba a difundirse una nueva tecnología, denominada “orientación a objetos” y para entenderla resultaba muy útil la Psicología, así que me decidí a profundizar en esta disciplina. La Psicología resulta muy importante a la hora de entrevistar y determinar las necesidades de los usuarios, con el fin de construir sistemas informáticos adecuados, plantear interfaces de usuario eficaces; y, sobre todo, poder dirigir un equipo de informáticos, que suelen tener características, en algunos casos, muy “peculiares”. Para tratar con los ordenadores, más que psicología en demasiadas ocasiones se necesita mucha paciencia….

Se incorporó usted a trabajar en la Universidad de Castilla-La Mancha en 1997 ¿Por qué decidió unirse al grupo de profesores de una Universidad tan joven que apenas ha cumplido los 25 años de vida?
Tenía ganas de crear un equipo de investigación en temas aplicados de Ingeniería del Software. En este sentido, la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM) ofrecía unas posibilidades inmejorables, tanto por la política seguida por los rectores Luis Arroyo y Ernesto Martínez Ataz, como por el impulso dado por el Gobierno regional para la captación de talento y la consolidación de grupos de investigación. En la actualidad, y precisamente en buena parte debido a las nuevas tecnologías, se puede investigar en cualquier parte del mundo, lo complicado a veces es conseguir un entorno favorable a la investigación de calidad.
 

Una Universidad puntera en materia de nuevas tecnologías

Dirige usted el grupo de investigación Alarcos y también el Instituto de Tecnologías y Sistemas de Información ¿Cómo nos explicaría, de manera sencilla, qué trabajos se llevan a cabo en ambos sitios?
La misión del Instituto de Tecnologías y Sistemas de Información (ITSI) es potenciar la investigación en diferentes áreas de la Ingeniería Informática, con el fin de desarrollar y transferir a las empresas e instituciones tecnologías y sistemas de información que contribuyan al progreso y bienestar de la sociedad, especialmente la castellano-manchega. El ITSI cuenta con 80 investigadores de gran experiencia tanto básica (adquirida en la participación en varios proyectos de investigación y en estancias en centros de investigación norteamericanos y europeos) como aplicada (en proyectos y contratos en colaboración con organismos públicos y empresas).
El grupo Alarcos tiene como principal objetivo investigar sobre diferentes aspectos relacionados con la calidad y seguridad de los sistemas de información, aportando soluciones a la industria del sector.

Sus líneas de investigación se centran en la calidad del software y la seguridad de los sistemas de información ¿Cómo se miden ambas cosas?
Tanto la calidad como la seguridad de un sistema informático dependen de muchos factores: la infraestructura, la gestión, el servicio, la información, el personal (muchas veces el eslabón más débil de la cadena y la mayor fuente de problemas en seguridad), y el propio software. En los últimos años se han difundido estándares internacionales que permiten evaluar y mejorar la calidad y la seguridad de los procesos; y del propio producto.
En cuanto a la medición de la calidad y seguridad del software, en estos momentos la Universidad de Castilla-La Mancha , junto con cuatro empresas de la región (Alarcos Quality Center, Audisec, Génesis XXI y Sicaman Nuevas Tecnologías), está llevando a cabo el proyecto MEDUSAS (Mejora y Evaluación del Diseño, Usabilidad, Seguridad y Mantenibilidad del Software).
El objetivo del proyecto MEDUSAS es construir un entorno que permita ofrecer, a empresas y organismos públicos servicios de evaluación y control de la calidad y seguridad del software, de forma independiente, en el que uno de sus principales componentes es la definición de métricas y su validación práctica.
Ahora, independientemente de todas las técnicas o métricas que usemos para medir la calidad del software, al final muchas veces lo más importante es la calidad “esperada” por los usuarios, y las expectativas suelen ser tan grandes que no siempre es fácil colmarlas….


Según Piattini tanto la calidad como la seguridad de un sistema informático dependen de muchos factores: la infraestructura, la gestión, el servicio, la información , el personal que gestiona la información y el propio software.


Ha trabajado usted en la elaboración del Plan Nacional de Investigación, Desarrollo e Innovación 2008-2011 ¿Hacia dónde caminarán las Tecnologías de la Información y de las Comunicaciones en el futuro próximo?
En un campo como el de las TICs, es muy difícil predecir. A este respecto, el presidente de IBM, Thomas Watson, decía a finales de los años cuarenta:”Pienso que hay mercado en el mundo como para unos cinco ordenadores”.
Espero que caminemos hacia una mayor colaboración interdisciplinar para que la investigación pueda contribuir a una sociedad y a un mundo mejor; en definitiva que consigamos ciudades más “inteligentes”. En este sentido, hay que destacar iniciativas como el Centro de Innovación de Infraestructuras Inteligentes, creado recientemente por el Gobierno regional junto a Ferrovial y la Universidad de Alcalá; o el proyecto wireless INSOC (“Integración de tecnologías inalámbricas en pavimentos urbanos para incorporación de servicios orientados a los ciudadanos”) en el que varios grupos de diferentes centros de la UCLM estamos trabajando con empresas de la región (Box Capital, GCL Informática, Servinet Sistemas y Comunicación S. L.) y una empresa valenciana (ATPM).

Con este proyecto, conseguiremos construir “ciudades inteligentes”, aprovechando la “tercera ola de innovación tecnológica” que suponen los sensores y etiquetas digitales, y que viene a sustituir a las dos olas anteriores, relativas a la incorporación de los ordenadores y a la era de la conectividad que supuso la introducción de Internet. Habitar ciudades inteligentes supone estar conectado de manera continua a diferentes redes, de manera que las ciudades puedan “extender” las capacidades de las personas de forma más completa y global.

Un reconocimiento a la labor de la Universidad regional

En un estudio independiente, aparece usted en el puesto número 13 de entre los 15 mejores investigadores del mundo en ingeniería de sistemas y software y además es el único español en esa lista ¿Qué siente al ver su nombre en ese top?
Este estudio reconoce las publicaciones realizadas en las principales revistas del área de la Ingeniería del Software y Sistemas, por lo que la única manera de conseguir esta posición pasa por publicar muchos trabajos de calidad. Por eso, se debe al esfuerzo de todos y cada uno de los miembros del grupo Alarcos y para mí es una gran satisfacción, por lo que supone de reconocimiento a todos mis compañeros; y de confirmación del interés y originalidad de las líneas de investigación que estamos llevando a cabo, que permiten conseguir estas publicaciones. También confirma que la apuesta que hice por la Universidad de Castilla-La mancha fue un acierto.