Más que un gran helicóptero

Rumbo al futuro

Un objetivo, una visión.

Lee

Este verano disfruta

Amistades peligrosas

Print E-mail
[ Plan Estratégico de Agricultura Ecológica ]
 

Un sector sostenible, una responsabilidad compartida
 

En Castilla-La Mancha existen 46.335 hectáreas de producción ecológica y un total de 1.121 operadores registrados. Para impulsar este tipo de prácticas respetuosas con el ambiente, el Gobierno regional ha puesto en marcha un Plan Estratégico de Agricultura Ecológica, que tiene en cuenta de dónde venimos hasta llegar a la situación actual, pero que sobre todo orienta para saber hacia dónde queremos ir y los instrumentos con los que contamos para lograrlo.
Foto Foto: Carlos Moreno

Lo que entendemos por agricultura ecológica tiene que ver con la producción agraria cuya meta es obtener alimentos de la máxima calidad, respetando el medio ambiente y conservando la fertilidad del suelo, a través de una óptima utilización de los recursos, sin emplear productos químicos de síntesis, ni en la producción ni en la transformación de los alimentos. Estas técnicas agrícolas y ganaderas buscan por tanto las relaciones sostenibles entre el suelo, las plantas, los animales, las personas y la biosfera.

El Plan Estratégico pretende poner sobre la mesa los instrumentos necesarios para que la agricultura y la ganadería ecológica alcancen sus máximas cotas en la región, con la colaboración de todos los actores implicados, desde los productores hasta los consumidores fi nales.

La serie de actuaciones contempladas en el Plan, que tendrá vigencia hasta 2011, tiene como objetivo canalizar todas las políticas y actuaciones dirigidas al desarrollo de una agricultura sostenible y respetuosa con el medio ambiente, que ofrezca al consumidor un producto saludable y con garantías, en cuya elaboración no se hayan utilizado productos de síntesis.

Apoyar la producción ecológica, ordenar y mejorar la disponibilidad y adecuación de los métodos específi cos de este tipo de producción, mejorar el nivel de conocimiento de los sistemas de producción y promover la elaboración y transformación de estos productos son fi nalidades más específi cas de este Plan, que también persigue estructurar el sector.

Más de 29 millones de euros invierte el Gobierno regional en el desarrollo de este Plan, de los que 23,6 millones se van a destinar a la mejora de la producción, 1,7 a la mejora de la elaboración, transformación y producción ecológica y más de 1,6 millones se dedicarán a la formación. El fomento del asociacionismo va a contar con una partida de 1,6 millones de euros, mientras que 1,1 millones irán a parar a trabajos de investigación y 820.000 a la mejora de la comercialización y distribución.

Foto Los productos elaborados bajo criterios ecológicos, sin el uso de productos químicos, son cada vez más valorados en los mercados españoles e internacionales.

Foto: Pepe J. Galanes

 

La producción ecológica en Castilla-La Mancha


Cada año gana terreno en Castilla-La Mancha la producción agraria compatible con el medio ambiente, por lo que se ha convertido en la tercera Comunidad Autónoma española en número de operadores ecológicos y la cuarta en superficie. En concreto, según datos del Ministerio de Agricultura correspondientes a 2006, en nuestra Comunidad hay en total 1.121 operadores (1.026 productores y 95 elaboradores y comercializadores) y una superficie total dedicada a cultivos ecológicos de 46.335,15 hectáreas. Teniendo en cuenta que la superficie dedicada a la agricultura ecológica en España es de 926.390,33 hectáreas, Castilla-La Mancha aporta aproximadamente el 5 por ciento del total nacional.

Por provincias, Albacete es, con 17.837 hectáreas, la que más superficie dedica a la agricultura ecológica y también la que cuenta con más operadores, en concreto 461. Le sigue en este ranking Toledo (12.260 hectáreas), Ciudad Real, con más de 10.600, Cuenca, con casi 3.700, y por último Guadalajara con 1.857. Además, la agricultura ecológica da trabajo a 461 productores en Albacete, a 224 en Toledo, 214 en Ciudad Real, 154 en Cuenca y 68 en Guadalajara.

Por otra parte, la ganadería ecológica rechaza los métodos intensivos de explotación del ganado, como la estabulación permanente, el confinamiento prolongado, la falta de libertad de movimiento…; con respecto a la alimentación del ganado, en ningún caso está permitido mezclar con el pienso subproductos de origen animal, estimuladores del crecimiento y el apetito, urea u otras sustancias tóxicas. Además, todos los animales deberán tener un razonable periodo de lactancia natural.

De igual forma, se rechazan las técnicas de sincronización de celos mediante procedimientos no naturales y las transferencias de embriones ni la manipulación genética. La vacunación sólo está permitida cuando haya una enfermedad conocida que no pueda ser controlada mediante otras técnicas.

En el año 2006 había en Castilla-La Mancha 33 explotaciones ganaderas a las que podríamos poner el sello de ecológicas, 9 de vacuno, 12 de ovino, 8 de caprino, 1 relacionada con la avicultura y 3 con la apicultura.

Un total de 82 empresas agroalimentarias trabajan en la región con producción ecológica, mientras que en España existen 1.807 en total. De las que encontramos en Castilla-La Mancha, 41 son bodegas y embotelladoras de vinos y cavas, 16 almazaras o embotelladoras de aceite y 9 se dedican a la manipulación y envasado de productos hortofrutícolas frescos. Por otro lado, 4 de estas empresas se enmarcan en el ámbito de la panificación y las pastas alimenticias, las mismas que se dedican a la manipulación y envasado de frutos secos; el resto se encuadran en la actividad de los preparados alimenticios, la confitería y pastelería y otras actividades industriales.

Foto El Plan de la Agricultura Ecológica contempla una partida económica dedicada a la mejora de la comercialización y distribución.

Foto: Pepe J. Galanes

 

Aumentar las cifras de agricultura y ganadería ecológica


En un contexto europeo que apuesta por la conservación del medio ambiente, cada Estado debe elaborar su plan estratégico de desarrollo rural, en el que se conjuguen y adapten los recursos humanos, el medio físico y la calidad de la producción agraria. Castilla- La Mancha, gracias a las condiciones agro-climáticas de sus explotaciones, se convierte en lugar privilegiado para desarrollar este tipo de producción agraria. Con un pequeño esfuerzo, e impulsados por la Consejería de Agricultura, un gran número de agricultores y ganaderos podrían pasar de ser productores convencionales a productores ecológicos.

La protección de la calidad de los productos agroalimentarios, la formación de agricultores y ganaderos en este tipo de sistema productivo respetuoso con el medio ambiente y la investigación son algunos de los asuntos que pretende abordar el Plan Estratégico de Agricultura Ecológica puesto en marcha en Castilla-La Mancha. Este conjunto de medidas parte de un análisis de la situación actual para identificar las debilidades, amenazas, fortalezas y oportunidades que tiene el sector.

 

El Plan persigue el desarrollo de una agricultura que ofrezca al consumidor un producto saludable, en cuya elaboración no se hayan utilizado productos de síntesis.


A este respecto, nuestras principales debilidades se centran en la falta de formación de los productores, la ausencia de demanda interna (sobre todo provocada por la falta de información) y el reducido margen de rentabilidad en el proceso de transformación. También suponen un obstáculo a superar la falta de información al consumidor, la falta de formación específica y la escasez de promoción genérica de la agricultura ecológica.

En el ámbito de la investigación en agricultura ecológica comienzan a darse los primeros pasos con financiación del Gobierno de Castilla-La Mancha, que en un futuro inmediato debe comenzar a invertir en proyectos en los que participen jóvenes investigadores, así como en la formación de técnicos para atender la gran demanda sobre técnicas y tecnologías de producción y comercialización ecológicas.

Foto

En el año 2006 había en Castilla-La Mancha 33 explotaciones ganaderas a las que podríamos poner el sello de ecológicas.
 

Foto: Carlos Moreno

Pero no todo depende de la tarea de agricultores, ganaderos y demás actores implicados en la elaboración de estos productos agroalimentarios, sino que también se hace imprescindible una labor de divulgación e información sobre los alimentos ecológicos, así como la puesta en marcha de actuaciones que fomenten su consumo. Hablamos de una tarea, la de fomentar la agricultura y ganadería ecológica, que nos corresponde a todos, ya seamos productores o consumidores, porque también es responsabilidad compartida ser respetuosos con el medio ambiente y hacer de la sostenibilidad la mejor herramienta para garantizar un mejor futuro.

Foto Nuestra región aporta aproximadamente el 5 por ciento del total nacional de la superficie dedicada a agricultura ecológica en España.

Foto: Pepe J. Galanes


E.D.