Más que un gran helicóptero

Rumbo al futuro

Un objetivo, una visión.

Lee

Este verano disfruta

Amistades peligrosas

Print E-mail
[ La Feria de Artesanía de Castilla-La Mancha (FARCAMA) ha celebrado este año su XXVI edición ]
 

Una muestra para un sector artesanal con futuro
 

Tras haber superado con éxito su primer cuarto de siglo, la Feria de Artesanía de Castilla-La Mancha (FARCAMA) celebraba este año su XXVI edición estrenando nueva imagen, un cambio que impregna toda la muestra y que va desde el diseño de las carpas hasta el contenido, para demostrar que la Feria tiene gran capacidad de renovación.
En Farcama ha habido sitio para la artesanía castellano-manchega más tradicional, como estas piezas de damasquinado

La innovación es la palabra que podría resumir el espíritu de FARCAMA 2006, que con esta nueva imagen aspira a convertirse en un escaparate moderno, innovador y diferente que busca mercados emergentes y nuevos clientes nacionales e internacionales para nuestros artesanos. Por eso en la muestra la creatividad y las nuevas tecnologías se ponen al servicio de la comercialización de unos productos que tienen su origen en la tradición artesanal.

Del 6 al 15 de octubre el recinto Ferial de La Peraleda, en Toledo, ha acogido la que ya se ha convertido en primera feria artesana del sector en España. Los 140.000 visitantes que han pasado, los 265 stand instalados y las más de 300 solicitudes de inscripción recibidas son aval más que suficiente para garantizar el éxito de este evento. Aunque las cifras hablen por si solas, FARCAMA se ha convertido en punto de referencia de los profesionales dedicados a la artesanía, también por la calidad de los productos que se exponen, una máxima de los organizadores de la muestra, quienes han seleccionado los trabajos que suponen un esfuerzo en la labor artesana llevada a cabo tanto dentro como fuera de Castilla-La Mancha.

A este respecto, el 70 por ciento de los participantes en esta edición son artesanos procedentes de la región, mientras que el 20 por ciento vienen de otras comunidades autónomas y el 10 por ciento restante corresponde a los expositores que llegan a la Feria desde otros países. Uno de los grandes retos para este año es la comercialización de los productos. La organización de la Feria prevé un volumen de negocio de 14 millones de euros para los sectores artesanos de la madera, el mueble, la forja, cerámica, el metal, el textil, el vidrio, la pintura, el papel, la joyería y la iluminación, que son los que expondrán en una muestra, que permanecerá abierta de 11 de la mañana a 9 de la noche de forma ininterrumpid.

 

Los tres pabellones instalados más la zona al aire libre suman 22.700 metros cuadrados, diseñados y fabricados con la más alta tecnología a nivel mundial.

 
 

En el marco de FARCAMA 2006 se han organizado charlas, coloquios, desayunos informativos y también talleres en los que se han mostrado el buen hacer de nuestros artesanos.

 

Una imagen totalmente renovada
 

El Patronato rector de la muestra, compuesto por la Consejería de Industria y Tecnología, Caja Castilla-La Mancha, las cinco Diputaciones provinciales, el Ayuntamiento de Toledo, la Cámara Oficial de Comercio e Industria de Toledo, la Federación Regional de Artesanos e Iberdrola, han aprobado un presupuesto de 830.000 euros para FARCAMA 2006, de los que 242.000 euros son aportados por la Consejería de Industria.

La inversión se ha transformado en nuevas instalaciones, como los tres pabellones más la zona al aire libre que suman 22.700 metros cuadrados, diseñados y fabricados con la más alta tecnología a nivel mundial. Hablamos de una estructura innovadora que se ha construído en Estrasburgo especialmente para acoger este evento y que está especialmente diseñada para un doble objetivo: garantizar la comodidad de los artesanos y hacer la feria más vistosa y atractiva para los visitantes. Este nuevo concepto de pabellón ferial con estructuras rígidas se aleja de anterior concepto de carpa. El sistema es por tanto, según el consejero de Industria y Tecnología, José Manuel Díaz-Salazar, “más vanguardista, moderno, seguro y funcional y ante todo es una manera de prestigiar aún más FARCAMA”.

Lo que caracteriza a la nueva estructura es la seguridad, ya que los pabellones están fabricados con aluminio y acero, hecho que los convierte en los más seguros del mercado. Además, cuentan con la más avanzada tecnología en estructuras móviles, que han logrado hacer de la sede de FARCAMA de este año una de las más modernas y espectaculares. Una malla de 20.000 metros cuadrados de acero y aluminio, con una altura de más de 17 metros de estructura, sostiene los tres pabellones feriales instalados.

El pabellón central alberga los diferentes stands institucionales y la representación de expositores internacionales que han querido utilizar la Feria para presentar sus productos, mientras que los dos pabellones laterales, acogerán a la representación de artesanos de la región y del resto de comunidades autónomas, que han querido estar presentes en la Feria. Las instalaciones se complementan con una zona dedicada a la restauración en la que expositores y visitantes podrán degustar las variedades de la cocina castellano-manchega más tradicional.
 

El 70 por ciento de los participantes en esta edición son artesanos procedentes de la región, el 20 de otras comunidades autónomas y el 10 por ciento restante han venido desde otros países.

 

Los visitantes de la feria se han encontrado piezas artesanas de joyería, madera, metal, vidrio, textil o forja.

En consonancia con esta renovada cara de la muestra, este año se ha creado el nuevo Plan de Calidad de la Feria de Artesanía, dirigido a potenciar la imagen de los stands, que ha previsto la creación de espacios habilitados para el descanso y comodidad de los artesanos y que también busca mejorar la limpieza de la feria.

El Instituto de Promoción Exterior (IPEX) de Castilla-La Mancha está presente por primera vez en la XXVI edición de FARCAMA con el objetivo de relanzar el sector artesano y el negocio que se genera en torno a esta actividad económica. Para lograrlo, se crea este año un Pabellón Internacional en el que tienen lugar reuniones con compradores nacionales y extranjeros, además de un área de negocios. Desde aquí, los profesionales del IPEX dotarán al artesano de los instrumentos necesarios para introducirse en el mundo de la exportación. En este marco, el IPEX organiza una serie de conferencias que tienen como propósito informar de los nuevos retos de la artesanía ante la internacionalización, una oportunidad a la que el sector más tradicional no puede dar la espalda

El capítulo de innovaciones para esta XXVI edición de la muestra continúa con la creación de la página web www.farcama.com, con la que se lanza, a través de las nuevas tecnologías, el cambio de imagen que se quiere difundir este año. En este portal hay espacio para un foro de discusión sobre la muestra, un completo calendario de los eventos previstos y los servicios y facilidades que ofrece la organización de la feria a los artesanos, una plataforma comercial virtual y un catálogo on-line de los productos que se exponen en la feria, entre otras muchas propuestas. De esta forma, se han querido potenciar todos los avances tecnológicos que pueden hacer de la feria una herramienta eficaz para el artesano y un gran escaparate para el visitante.

Pero la página web no sólo pretende ser un elemento de servicio al artesano antes de la Feria, sino que ha sido concebida para convertirse en un nexo de unión del sector a lo largo del tiempo. Así, con diferentes instituciones como el IPEX, existe el compromiso de utilizarla como puerta de entrada a los diferentes servicios documentales y de información de esta institución.

El presidente de Castilla-La Mancha, José María Barreda, saludando a un grupo de encajeras que participaban en la muestra.

Foto: Pino Fontelos

 

“La creatividad en tus manos”


Bajo el lema “La creatividad en tus manos”, la XXVI edición de FARCAMA está dedicada especialmente al sector textil, una actividad económica que sigue existiendo en Castilla-La Mancha y que aporta, frente a la competencia que llega de otras partes del mundo, el valor añadido de estar elaborado con técnicas artesanales, algo que marca una gran diferencia.
Los organizadores de la Feria han previsto una serie de actividades para dar a conocer aún más esta muestra regional a través de dos conceptos que sirven de hilo conductor: una imagen atractiva y moderna y una difusión en los medios de comunicación que busca informar sobre la feria tanto al público en general como al cliente profesional que se interesa por la artesanía. Con el propósito de llegar a un amplio tipo de público, se difunde un anuncio para las televisiones, otro para las emisoras de radio, publicidad en prensa, carteles institucionales y folletos informativos en papel y on line.

Pero FARCAMA no es solo un conjunto de expositores, sino que en el marco de la feria se ha previsto un completo calendario de actividades complementarias, incluyendo jornadas técnicas, actuaciones, talleres vivientes, desayunos con los medios de comunicación, presentación de proyectos y jornadas técnicas. La prevención de riesgos laborales y medio ambiente, el uso de Internet como herramienta para la internacionalización del sector artesano y el mercado japonés para la artesanía son algunos de los aspectos que se abordarán durante los días de celebración de la Feria.

El sector de la cerámica ha tenido, como en ediciones anteriores, una gran presencia en la muestra de este año.

Otras propuestas interesantes que nacen en torno a este evento son la presentación del proyecto “Hábitats con encanto”, elaborado por la Mezquita de Tornerías, la entrega de diplomas a todos los artesanos participantes en la muestra o los records a batir en esta feria: el encaje de bolillos más grande del mundo y el ajedrez más original y más grande realizado en cerámica.

Un año más, la Feria Regional de Artesanía pone en marcha toda una maquinaria destinada a potenciar un sector que en Castilla-La Mancha genera 10.000 empleos directos y 6.000 indirectos en cerca de 3.000 talleres. Hablamos de una actividad económica que en la región alcanza una facturación anual aproximada de 158 millones de euros y que, con la organización de esta feria, demuestra que estamos ante un sector artesanal con futuro.



Elena Díaz Funchal