Más que un gran helicóptero

Rumbo al futuro

Un objetivo, una visión.

Lee

Este verano disfruta

Amistades peligrosas

Print E-mail

Nuevos proyectos, nueva imagen

 

Foto

Comenzamos el año 2005 , un año en el que según lo previsto, van a ocurrir muchos acontecimientos positivos para la región.Va a ser un periodo crucial para que nuestra Comunidad Autónoma avance económica, social y culturalmente. Castilla-La Mancha posee una base sólida y estable en sus estructuras económicas y sociales para augurar que le espera un futuro brillante y prometedor.

El año 2005 va a ser especialmente significativo para nosotros porque celebramos el IV Centenario de la publicación de Don Quijote de la Mancha, hecho relevante en la creación de esta obra universal que los castellano-manchegos vamos a aprovechar para proyectar esta región al mundo. Para ello han sido programados multitud de actos y actividades para conmemorar esta efeméride que va a contribuir a que en la región se produzca un gran despegue .

Pero junto a esta importante celebración, la Revista Castilla-La Mancha tiene motivos particulares para comenzar el año 2005 de manera singular. Este medio de comunicación que de forma ininterrumpida ha estado en contacto desde el año 1984 con el público, ofrecerá a partir de enero un nuevo diseño gráfico, nueva imagen y también nuevos contenidos.

La Revista Castilla- La Mancha nació con el objetivo de dar a conocer la región a los propios habitantes de una comunidad que hasta entonces tenían pocos lazos en común . Esta publicación ha informado y divulgado numerosos aspectos y temas que conciernen a los castellano-manchegos, ha sido testigo de los hechos y circunstancias que han propiciado que nuestra región se encuentre en estos momentos en el lugar que ocupa.

El tiempo avanza y se imponen nuevos planteamientos. En los contenidos, en las secciones, en la presentación de los temas y en el diseño gráfico. Este es el momento preciso de abordar una nueva etapa en un tiempo en el que Castilla-La Mancha va a proyectarse con más fuerza en el exterior. Es momento también de agradecimiento a quienes a lo largo de estos años han colaborado con esta publicación y a los lectores que han permanecido a nuestro lado. Gracias a todos.

 

 

Un año de prosperidad, desarrollo y de progreso

 

La Revista Castilla-La Mancha inicia el año ofreciendo a los lectores una nueva imagen e incluyendo nuevos contenidos con el ánimo de informar de los temas que interesan y afectan a los castellano-manchegos. Acorde con los tiempos actuales, esta publicación siempre vinculada al desarrollo de nuestra autonomía, quiere afrontar los cambios que experimenta nuestra sociedad, incorporando nuevas propuestas, nuevas ideas a los planteamientos y retos que tenemos ante nosotros. Desde aquí deseo que los objetivos se vean cumplidos.

Aprovecho también la ocasión para dirigirme a los castellano-manchegos y desearles felicidad y bienestar en este nuevo tiempo. Me gustaría que el año 2005 fuera particularmente próspero para Castilla-La Mancha y para todos y cada uno de los castellano-manchegos.

Es un año importante para nosotros. Celebramos el IV Centenario de la primera publicación de El Quijote y vamos a utilizar este excelente pretexto para recordar al mundo que La Mancha existe, que Castilla-La Mancha es una Región apasionante, apasionada, que se puede y que se debe visitar.

Vamos a aprovechar esta efeméride, la suerte de tener esta seña de identidad, que siendo nuestra, Don Quijote de la Mancha es al mismo tiempo universal, para dar un salto cualitativo hacia delante. Ahora lo podemos hacer porque los castellano-manchegos somos dueños de nuestro propio destino y estamos demostrando ser capaces de gobernarnos a nosotros mismos.

Tenemos que dar un impulso nuevo a nuestro progreso y a nuestro desarrollo y el año 2005 puede y debe ser un año importante.

Yo confío en Castilla-La Mancha y en sus posibilidades, y es una confianza que se basa en el conocimiento de mi tierra y, sobre todo, en el conocimiento de mis paisanos. Sé de lo que somos capaces de hacer si todos juntos nos lo proponemos. Tengo, desde luego, un gran optimismo y una gran confianza y me gustaría desear a todos los castellano-manchegos que el año 2005 sea un año próspero, un año de desarrollo, de progreso y de paz.

 

Un abrazo:

José María Barreda
Presidente de Castilla-La Mancha