Más que un gran helicóptero

Rumbo al futuro

Un objetivo, una visión.

Lee

Este verano disfruta

Amistades peligrosas

Print E-mail
[ Presentado el Plan de Ordenación del Turismo y la nueva campaña de promoción turística ]

 

Turismo: Motor de progreso
 

“Todo empieza ahora”. Para el presidente de Castilla-La Mancha, José María Barreda, la conmemoración del IV Centenario del Quijote ha sido tan solo el pistoletazo de salida para presentar a Castilla-La Mancha ante el mundo. Es ahora, con la puesta en marcha del Plan de Ordenación y Promoción del Turismo de la región cuando se sitúa al turismo en una posición estratégica para el futuro de la Comunidad Autónoma.
foto

El turismo es una prioridad estratégica en Castilla-La Mancha, como demuestra el hecho de que la partida destinada a este sector ha aumentado un 30 por ciento en los presupuestos regionales para 2006. Y es que hablamos de “una industria limpia que cada vez genera más riqueza y puestos de trabajo”, según el presidente Barreda, quien apuesta por el sector como motor de progreso.

El Plan de Ordenación y Promoción del Turismo de Castilla-La Mancha 2006-2009 dibuja una línea de actuaciones diseñadas y dirigidas a dinamizar su crecimiento, abriendo una nueva etapa en el desarrollo turístico. El modelo elegido se sustenta sobre la idea de que el turismo es la mejor herramienta para dar a conocer los recursos naturales y culturales de la región, así como para favorecer su mantenimiento y conservación.

La gastronomía es uno de los atractivos turísticos más demandados en la Comunidad

Sobre estos cimientos, se pretende aumentar la rentabilidad económica, social y patrimonial de la actividad turística mediante la profesionalización de la gestión, la coordinación administrativa, la cooperación entre el sector público y privado, y la participación de la sociedad civil.
El Plan se asienta en el principio de la sostenibilidad, que necesita de una gestión integral de los recursos naturales y culturales con el propósito de afianzar su desarrollo y conservación a largo plazo. La rentabilidad social cobra importancia en la planificación de las líneas estratégicas, porque el turismo rural es capaz de desarrollar actividades turísticas que mitiguen la despoblación del medio, con creación de empleo y aumento en los niveles de renta. De esta forma, el modelo de desarrollo turístico repercute favorablemente en la calidad de vida de la población castellano-manchega.

Este documento, enmarcado en el Pacto por el Desarrollo y la Competitividad de Castilla-La Mancha, permitirá la creación de nuevos productos y destinos turísticos en toda la región, teniendo siempre en cuenta los parámetros de la rentabilidad económica para hacer viables las ideas empresariales. Además, la puesta en marcha del Plan lleva implícita la creación de una oficina de promoción turística de Castilla-La Mancha en Madrid. Todas las actividades llevadas a cabo en el marco del Plan de Ordenación del Turismo tendrán a la calidad como elemento común y transversal.

 
 


Campañas de promoción
 

La Feria Internacional de Turismo (FITUR) ha sido el escenario elegido para la presentación de la nueva campaña de promoción turística de la región, en la que se muestran el patrimonio, la naturaleza, la gastronomía y la artesanía unidos a la imagen de nuestro embajador más universal: Don Quijote.


 


Órganos de coordinación y participación

 

Los establecimientos hosteleros de Castilla-La Mancha han registrado un fuerte incremento.

La participación y coordinación de toda la sociedad en pro de la actividad turística se activa a través del Consejo de Turismo, en el que están representadas las administraciones y los miembros del sector privado para la mejora de la gestión de los recursos activos, el Instituto de Promoción Turística de la región, y los clubes de producto. Éstos últimos consisten en la participación privada para coordinar actuaciones concretas de promoción de determinados productos turísticos en mercados específicos.

Constituido como sociedad anónima, el Instituto de Promoción Turística (IPT) de Castilla-La Mancha se ocupará de la promoción e investigación del sector y contempla la participación de otras administraciones y organismos representativos en materia turística. Se trata de la piedra angular del Plan de Ordenación del Turismo, que dará cobertura a actuaciones específicas relacionadas con la oferta y la demanda del turismo.
 

El Plan se asienta en el principio de la sostenibilidad para garantizar el futuro de nuestro patrimonio natural e histórico.


De esta forma el IPT se ocupará de coordinar los esfuerzos de promoción, buscará líneas de colaboración con las administraciones e integrará las iniciativas privadas en las labores de comercialización y promoción turística de la región, siempre bajo parámetros de profesionalidad.

El trabajo del Instituto estará encaminado a lograr un crecimiento sostenible del número de visitantes de fuera de la región, nacionales e internacionales, así como a investigar y confeccionar datos estadísticos de la oferta y la demanda turística. Colaborar con el Instituto de Estudios Turísticos de España, elaborando información personalizada para Castilla-La Mancha, es el tercer gran objetivo que se ha fijado para el Instituto.

“Que haya más turistas, que estén más días y que inviertan más”. Así resumió el presidente regional los objetivos de este Plan que, en definitiva, busca estructurar la gestión y promoción de la actividad turística de Castilla-La Mancha. El desarrollo de las actuaciones previstas en el documento dotará a nuestra Comunidad de una visión a largo plazo sobre su desarrollo y posicionamiento turístico.


 


El turismo en cifras



Los parajes naturales de la región atraen cada año a un gran número de visitantes a la Comunidad. En la imagen, las Torcas de Los Palancares en Cuenca.

Los dos millones de viajeros que llegaron a Castilla-La Mancha en 2005, un 5 por ciento más que el año anterior, dejan patente el período de madurez que vive el sector en la región. Además, se han registrado 3,5 millones de pernoctaciones, con el incremento del 8 por ciento en hoteles y el 13,7 por ciento en casas rurales. Estos buenos resultados no son algo coyuntural, ya que si nos remitimos a los datos de los últimos cinco años el crecimiento supera los 17,5 puntos, es decir, 15,8 puntos por encima de la media nacional, que se sitúa en 1,8 por ciento.

La tendencia de crecimiento de la demanda turística en Castilla-La Mancha que se corrobora con las cifras anteriores está teniendo una rápida respuesta, ya que la evolución de plazas de alojamiento hotelero en la Comunidad entre el 2000 y el 2005 ha sido del 26,4 por ciento. En concreto, el número de plazas hoteleras que existen en la región se sitúa en 17.245, mientras que el número de hoteles es de 254.

Con respecto a las casas rurales, han experimentado un crecimiento del 148 por ciento y un incremento de plazas ofertadas del 175 por ciento. A día de hoy existen en la región 837 casas rurales que ofertan en total 5.751 plazas.

La capacidad de dinamismo y de generación de actividad y negocio demostrada por el sector turístico está impulsando la inversión del sector privado en la región. En este contexto de crecimiento en infraestructuras turísticas es importante destacar la labor de las agencias de viajes, cuyo nivel de implantación es un buen indicador de la confianza que el sector privado otorga a un destino turístico. Castilla-La Mancha ha pasado de tener 170 agencias de viaje autorizadas en 2000, a las 216 que funcionan en la actualidad, lo que supone un crecimiento de 27 por ciento.
 

El Instituto de Promoción Turística (IPT) de Castilla-La Mancha se ocupará de la promoción e investigación del sector.
 

El presidente regional, José María Barreda, presentó en Toledo el Plan de Ordenación y Promoción del Turismo en Castilla-La Manch

En términos de creación de empleo, Castilla-La Mancha es la Comunidad Autónoma que más ha crecido en afiliados a la Seguridad Social en el sector turístico en el período enero-octubre de 2005, con un incremento medio del 9,6 por ciento, casi el doble de la media nacional. Asimismo, en los nueve primeros meses de 2005, la región se posiciona entre las que más aumenta el gasto por turista, en un 25 por ciento, mientras la media nacional es del 5,7 por ciento. Además, el gasto medio diario se sitúa en 80,9 euros, uno de los más elevados del país.

 

Campañas de promoción turística
 

Para continuar con el impulso del sector turístico, se ha presentado en la XXVI edición de FITUR la nueva campaña de promoción turística de la región que, bajo el lema “Sin ir más lejos”, aglutina todos los servicios y recursos turísticos que ofrece Castilla-La Mancha a sus visitantes.
 

El turismo rural ayuda a mitigar la despoblación de los pueblos y aldeas.
 

La Ruta de Don Quijote es el mayor corredor eco-turístico de Europa.

El stand institucional de la Comunidad ha sido uno de los más visitados en la última edición de FITUR. En este espacio se han presentado nuestros productos turísticos que giran en torno a siete grandes temas: turismo rural y activo, de naturaleza, patrimonial, cinegético, de congresos, de salud, gastronomía, artesanía y fiestas. Estas opciones turísticas se complementan con “Las Rutas de Castilla-La Mancha”, treinta itinerarios en los que están presentes todas las comarcas de la región, así como la “Ruta de Don Quijote”.

 

Las cifras del turismo
 

• Dos millones de viajeros llegaron a Castilla-La Mancha en 2005, un 5 por ciento más que el año anterior.

• En el año del IV Centenario se han registrado 3,5 millones de pernoctaciones, con el incremento del 8 por ciento en hoteles y el 13,7 por ciento en casas rurales.

• El número de plazas hoteleras que existen en la región es de 17.245, repartidas en 254 hoteles.

• Las casas rurales han experimentado un crecimiento del 148 por ciento y un incremento de plazas ofertadas del 175 por ciento .

• El gasto medio diario del turista que llega a CLM se sitúa en 80,9 euros, uno de los más elevados del país.

• Somos la región que más ha crecido en afiliados a la Seguridad Social en el sector turístico entre enero y octubre de 2005, con un incremento que duplica la media nacional.
 


La partida destinada a turismo ha aumentado un 30 por ciento en los presupuestos regionales para 2006.

La Ruta de la Arquitectura Negra en Guadalajara atesora monumentos como esta Iglesia de Robleluengo.

FITUR fue también el escenario elegido por el presidente Barreda para presentar la Red de Ventas de Castilla-La Mancha, una iniciativa turística similar a la red de Paradores Nacionales, que tiene como protagonistas a las ventas que tan famosas hizo Don Quijote, nuestro embajador más universal. En principio, se pondría en marcha una Venta por cada provincia, para a continuación ampliar la Red con una más en cada una de las diez Rutas de El Quijote. A esto se une el compromiso del Gobierno central para crear un nuevo Parador de Turismo, ubicado en la comarca de Molina de Aragón (Guadalajara), que se sumará a los 8 que ya hay en la región.
 

El desarrollo del Plan dará una visión a largo plazo sobre el posicionamiento turístico de la región.
 

Con todas estas medidas la Administración regional ha sentado las bases para garantizar el futuro y el desarrollo del sector turístico castellano-manchego para que se convierta en uno de los motores de impulso para la economía de Castilla-La Mancha.


 

Elena Díaz Funchal