Más que un gran helicóptero

Rumbo al futuro

Un objetivo, una visión.

Lee

Este verano disfruta

Amistades peligrosas

Print E-mail
[ Ascienden a 9.400 millones de euros, un 5,6% más que en el año 2008 ]

Unos Presupuestos para dinamizar la economía garantizando los servicios públicos

Los Presupuestos de Castilla-La Mancha en 2009 ascienden a 9.400 millones de euros, lo que supone un incremento del 5,6% con respecto a las cuentas de 2008. Los Presupuestos son el reflejo financiero de las prioridades políticas de un gobierno. Para el Ejecutivo de Castilla-La Mancha son una garantía para que los ciudadanos accedan a los servicios públicos y las prestaciones sociales y también una herramienta para dinamizar la actividad económica. En palabras de la vicepresidenta y consejera de Economía y Hacienda del Ejecutivo autónomo, María Luisa Araújo: “los presupuestos son un instrumento realista y de extraordinaria utilidad”.
Las Cortes de Castilla-La Mancha aprobarán en los próximos días los Presupuestos regionales de 2009.

Foto: Pino Fontelos

En 2009, el sector público regional, el Gobierno regional y sus organismos autónomos, gestionarán 9.400 millones de euros, lo que supone un incremento de un 5,6% respecto del ejercicio anterior. “Esto significa que, en términos absolutos, contaremos con 500 millones de euros adicionales para financiar las medidas contra la actual situación económica, la sanidad, la educación y los servicios sociales”, explica María Luisa Araújo, vicepresidenta y consejera de Economía y Hacienda del Gobierno regional. De este modo, los Presupuestos Generales “son para la Junta de Comunidades, la garantía para dinamizar la actividad económica y para ofrecer a los ciudadanos los servicios públicos necesarios”. Con este presupuesto, señala Araújo, se pretende minimizar los efectos de la crisis internacional sobre la economía castellano-manchega potenciando la creación de empleo, suavizando el descenso de actividad en el sector de la construcción, potenciando los factores de desarrollo recogidos en el Pacto por el Desarrollo y la Competitividad, protegiendo a los segmentos de población más vulnerables y progresando en calidad para avanzar en el Estado de Bienestar.

 

Unos presupuestos austeros, conformes al momento económico

De cara al próximo año, los Presupuestos elaborados por el Gobierno regional y aprobados por las Cortes de Castilla-La Mancha establecen una serie de prioridades en relación a la sociedad que vienen definidas por el control del gasto público, será, en palabras de Araújo “un año de austeridad” y también el año de prioridades como la protección social y dar respuesta al momento económico que estamos viviendo. En el capítulo de gasto público, la gestión eficaz de los recursos, que ha sido la tónica de los presupuestos gestionados por el Gobierno autonómico en los últimos años, será más importante si cabe en el año 2009 debido al actual momento económico. Para conseguir esta eficacia, los gastos de funcionamiento de la Administración regional se siguen asignando con criterios restrictivos, de esta forma se liberan recursos para la financiación de servicios esenciales para los ciudadanos, un “ahorro”, entre ingresos y gastos corrientes, que para el año 2009 es de 837 millones de euros.

Las partidas dedicadas a la atención a la familia , a la infancia y discapacitados suben un 15 por ciento, un compromiso del Gobierno del presidente Barreda que se ve reflejado en las cuentas públicas del próximo ejercicio.

Foto: Carlos Moreno

La financiación de las inversiones contará, además de con este ahorro, con unos ingresos de capital de 1.244 millones de euros. A lo que hay que sumar un déficit de 408 millones de euros, este déficit representa el 1% del PIB (Producto Interior Bruto) regional que se ajusta a lo contemplado en el Pacto de Estabilidad, la Ley de Estabilidad Presupuestaria y a los compromisos alcanzados en el Consejo de Política Fiscal y Financiera. Además, las empresas públicas de la región invertirán hasta 974 millones de euros, que unidos a las transferencias de capital para financiar la inversión de otros agentes como administraciones locales o empresarios implica un esfuerzo inversor total de 3.457 millones de euros.

De los 9.400 millones de euros de este Presupuesto, se dedican 4.148 millones de euros, el 44% al funcionamiento de la Administración castellano- manchega, el 55%, 5.207millones de euros a diferentes actuaciones mientras que la carga financiera de la deuda es, aproximadamente, el 1%, es decir, sólo 1 de cada 100 euros del presupuesto se destinará a gastos financieros, una cifra muy inferior a la manejada por otras Comunidades Autónomas mucho más endeudadas. Las principales fuentes de ingresos del Presupuesto de 2009 son por este orden el Estado, con 4.170 millones de euros, un 44%; ingresos de carácter tributario, el 37% del total con casi 3.500 millones de euros y en tercer lugar las transferencias de la Unión Europea, 1.224 millones de euros que alcanzan el 13%.

 

3.457 millones de esfuerzo inversor, 500 millones de euros más para el 2009

En términos absolutos, con los presupuestos presentados en las Cortes que actualmente se encuentran en trámite parlamentario, el Gobierno de Castilla-La Mancha contará con casi 500 millones de euros adicionales para financiar las medidas aprobadas para hacer frente a la situación económica actual, la política redistributiva , la sanidad, la educación y los servicios sociales. Los mayores incrementos en términos absolutos corresponden a sanidad y bienestar social, 272 millones de euros y educación con 130 millones de euros.

El presupuesto de la Consejería de Educación y Ciencia tiene un aumento cercano al 7 por ciento con el objetivo de garantizar que, al final de la legislatura, nuestra inversión en educación no universitaria alcance el 6 por ciento del PIB regional.

Foto: Carlos Moreno.



Las áreas de educación y bienestar social absorben el 80% del crecimiento presupuestario para el 2009, cifrado en casi 500 millones de euros.

 



La nuevas infraestructuras de comunicación generarán riqueza y empleo en Castilla-La Mancha.

Foto: Pepe J. Galanes

Ambas áreas absorben el 80% del crecimiento presupuestario.

Los Presupuestos de 2009 están diseñados para “minimizar el impacto de la crisis sobre la economía de Castilla-La Mancha y salir de ella más fuertes”. Por esto, entre sus prioridades, se encuentra potenciar la creación de empleo; suavizar el descenso de la actividad en el sector de la construcción; seguir potenciando los factores de desarrollo recogidos en el Pacto por la Competitividad y el Desarrollo; proteger a los segmentos de la población más vulnerables garantizando el poder adquisitivo de sus rentas y continuar favoreciendo unos servicios públicos de calidad para seguir avanzando en el Estado de Bienestar.

En el desarrollo de cada uno de estos puntos, los Presupuestos destinan, a través de determinadas actuaciones, una cantidad específica para el fomento del empleo. De este modo, la Consejería de Trabajo y Empleo y el SEPECAM crecen conjuntamente un 6,7% más que la media del presupuesto, totalizando 312 millones de euros que se destinarán a sostener y proteger el empleo. En cuanto a las empresas, se destinan más de 82 millones de euros a la promoción empresarial, del comercio y a la ayuda a la internacionalización de nuestras empresas; más de 102 millones de euros al fomento de la comercialización del sector agroalimentario; 29 millones de euros a la promoción de empresas del sector turismo y artesano y 45 millones de euros más al fomento del autoempleo. “Se trata de medidas, en palabras de María Luisa Araújo, que contribuyen directamente a la creación de empleo o, en el caso de las ayudas a la internacionalización, a consolidar y fortalecer el empleo existente”.

María Luisa Araújo, vicepresidenta y consejera de Economía y Hacienda

María Luisa Araújo, vicepresidenta y consejera de Economía y Hacienda

“Estamos ante unos presupuestos útiles, realistas y que marcan las prioridades de Castilla-La Mancha para 2009”

Nos encontramos ante unos presupuestos para un año marcado por la desaceleración económica ¿de qué forma se afronta esta situación a la hora de diseñar las cuentas de 2009?.
Estos presupuestos responden al momento actual. Se han diseñado como un instrumento realista y de extraordinaria utilidad para el Gobierno regional; por un lado son el reflejo financiero de las prioridades políticas de un gobierno pero también, y desde el punto de vista económico, es una previsión de recursos entre los sectores público y privado de la economía. De este modo, los Presupuestos Generales son para la Junta de Comunidades, la garantía para dinamizar la actividad económica y para ofrecer a los ciudadanos los servicios públicos necesarios.

¿Cuáles son las principales apuestas que hace el Gobierno de Castilla-La Mancha en estos Presupuestos?
Con este presupuesto se pretende minimizar los efectos de la crisis internacional sobre la economía castellano- manchega potenciando la creación de empleo, suavizar el descenso de actividad en el sector de la construcción, potenciar los factores de desarrollo recogidos en el Pacto por el Desarrollo y la Competitividad, proteger a los segmentos de población más vulnerables y seguir avanzando en calidad para avanzar en el Estado de Bienestar. El proyecto de Ley de Presupuestos Generales de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha 2009 asciende a 9.400 millones de euros, lo que supone un incremento del 5,6%. En 2009, el sector público regional, la Junta y sus organismos autónomos, gestionarán 9.400 millones de euros. El Presupuesto de gastos consolidado para el conjunto de la Administración crece en un 5,6% respecto del ejercicio anterior. Esto significa que, en términos absolutos, contaremos con 500 millones de euros adicionales para financiar la lucha contra la crisis, la política redistributiva, la sanidad, la educación y los servicios sociales.

Históricamente los presupuestos elaborados por el Gobierno de Castilla-La Mancha se han caracterizado por su apuesta por las políticas sociales, contribuyendo a una sociedad en la que estén garantizados los principios del Estado del Bienestar ¿esto es posible en estos próximos presupuestos atendiendo a la situación económica actual?
Sí es posible. Como le he dicho una de las prioridades del Gobierno de José María Barreda en 2009 es también garantizar el Estado del Bienestar. De los 500 millones adicionales, los mayores incrementos en términos absolutos corresponden a sanidad y bienestar social, 272 millones de euros de incremento y a educación con 130 millones de aumento. Ambas áreas absorben el 80% del total del crecimiento presupuestario.

¿Incrementar los gastos en políticas sociales supone poner en peligro la estabilidad presupuestaria y aumentar por ello la deuda de nuestra Comunidad Autónoma?
Siempre hemos optado por el ahorro y el control del déficit. En 2009 incurrimos en un déficit del 1% del PIB de Castilla-La Mancha que se recoge, acorde con la Ley y el Margen de Estabilidad Presupuestaria del Gobierno de España, y que el 8 de octubre fue ratificado por el Consejo de Política Fiscal y Financiera. Este déficit es también compatible con los objetivos de estabilidad presupuestaria para 2009. Podemos legalmente y podemos permitírnoslo porque somos una región con un endeudamiento reducido en relación a la media nacional y a otras Comunidades Autónomas.

Con la aprobación de estos Presupuestos por parte del Gobierno Regional ¿Cuál es el mensaje que se quiere trasladar a la sociedad castellano-manchega para el próximo año?
Pues principalmente que son unos presupuestos útiles, realistas y que marcan las prioridades de Castilla-La Mancha para 2009.

Las políticas de infraestructuras y vivienda alcanzan en los Presupuestos de 2009 una cifra próxima a los 400 millones de euros, un esfuerzo inversor que contribuirá a asegurar el empleo de 19.500 trabajadores del sector de la construcción, lo que supone, aproximadamente, un 14% del total del empleo del sector, 140.000 trabajadores. La promoción de vivienda, que crece un 21% y alcanza los 102 millones de euros consignados en el documento económico, junto a la licitación de obra pública contribuyen a la dinamización del empleo y también del sector de la construcción que se ha visto afectado ampliamente por la situación económica . Las inversiones directas de la Administración regional, más las gestionadas desde las empresas del sector público regional arrojan una cifra global de 1.845 millones de euros. Esta cifra equivale al 4,8% del PIB regional y supone un incremento del 7,9% respecto a la cifra del ejercicio anterior. También dentro de las inversiones hay que computar las transferencias de capital que se efectúan para financiar la inversión de otros agentes (administraciones locales, empresarios, etc.) y que alcanzan la cifra de 1.612 millones de euros. Esto implica un esfuerzo inversor total de 3.457 millones.



La sanidad experimentará un incremento del 7 por ciento, según reflejan las partidas presupuestarias.

Foto: JCCM

 

El gasto social

La protección a las capas más desfavorecidas de la población, que ha sido siempre la gran prioridad del Gobierno de Castilla-La Mancha, lo es más aún en épocas de dificultades económicas. Esta realidad es asumida y reconocida desde el Ejecutivo castellano-manchego, por ello, como señala María Luisa Araújo, “es precisamente en estos momentos cuando la mayor vulnerabilidad de estos colectivos se hace más patente. Para evitarlo ,el Gobierno de Castilla-La Mancha ha contado tradicionalmente con un ambicioso programa cuyo objetivo es, por un lado, proteger el poder adquisitivo de estos grupos y, por otro, proveer los servicios que tradicionalmente configuran el Estado del Bienestar –servicios sociales, sanidad y educación– en cantidad y calidad suficientes”.

Los recursos dedicados al programa de pensiones y prestaciones asistenciales se incrementan un 31%, pasando de los 67 millones de este año a los 88 millones de euros de 2009. También crecen muy por encima del crecimiento medio presupuestario los recursos destinados a los programas sociales básicos, el 11%, alcanzando los 107 millones de euros. La partida de atención a la familia y la infancia, sube un 15%, alcanzando los 63 millones de euros; y, finalmente, la atención a la discapacidad un 15%, llegando a los 122 millones de euros. El Gobierno regional no se olvida en estos Presupuestos de la cooperación internacional, incrementando la dotación de este programa en un 10%, de esta forma, Castilla-La Mancha se sitúa como la Comunidad Autónoma que realiza un mayor esfuerzo en este ámbito en proporción a nuestro Producto Interior Bruto.

Los Presupuestos de 2009 están diseñados para reducir el impacto de la crisis sobre la economía de Castilla-La Mancha y salir de ella más fuertes.

Foto: Carlos Moreno.

Sanidad y educación crecen por encima de la media

Los servicios públicos esenciales, los que garantizan la igualdad de oportunidades como la educación, o crean una red de seguridad ante determinadas contingencias como la sanidad o los servicios sociales, también experimentarán un crecimiento superior a la media del presupuesto en este ejercicio 2009.

Así, los recursos de la Consejería de Educación y Ciencia experimentan un incremento de 130 millones de euros alcanzando su presupuesto los 2.056 millones, es decir, un crecimiento del 6,8%, con el objetivo de garantizar que, a final de legislatura, nuestra inversión en educación no universitaria alcance el 6% del PIB regional.

Por su parte, el SESCAM experimenta un incremento del 7%, superior a los 175 millones de euros (un 35% del total), con lo que la cifra global llega a los 2.679 millones de euros. De entre todos los programas de gasto sobresale el crecimiento del destinado a la Atención Especializada, casi un 9%. Del mismo modo es notable el crecimiento de los recursos destinados a la Formación del personal sanitario, un 14,5% y a la Inspección y Calidad Sanitaria, un 58%.

La promoción de vivienda y la creación de infraestructuras también están reflejadas en las cuentas regionales.

Foto: Carlos Moreno.