Más que un gran helicóptero

Rumbo al futuro

Un objetivo, una visión.

Lee

Este verano disfruta

Amistades peligrosas

Print E-mail
[ Líneas de actuación del ii Plan de Mayores, Horizonte 2011 ]


Procurar a nuestros mayores una vida mejor

350.000 beneficiarios y una inversión de 2.200 millones de euros, 308 objetivos operativos, 63 específicos y 23 generales. Esta sería la traducción en números del II Plan de Mayores de Castilla-La Mancha, Horizonte 2011, creado para renovar el compromiso del Gobierno del presidente Barreda con este importante colectivo. El Plan será la hoja de ruta que permita mejorar la calidad de vida de nuestros mayores en un intento de devolverles todo lo que nos han dado.
Los programadores Los programas de envejecimiento activo que incluye el II Plan de Mayores revierten en beneficio de la salud de todos.

Foto: Carlos Moreno.

Casi el 20 por ciento de los castellano-manchegos son personas mayores, un grupo de población de extraordinaria importancia no solo en número, sino también en sus aportaciones al enriquecimiento de nuestra sociedad. En la región hemos llegado al siglo XXI con el mayor índice de esperanza de vida de toda España y, puesto que vivimos más años, el nuevo objetivo que se plantea el Gobierno del presidente Barreda es aumentar las posibilidades de vivirlos mejor y encontrar respuestas efectivas a las nuevas necesidades que origina la longevidad de la población.

“El rasgo que define a la sociedad civilizada es el respeto y la consideración que tiene con sus mayores”, según ha expresado en varias ocasiones el presidente de Castilla-La Mancha, José María Barreda. Porque “gracias a nuestros padres y abuelos, que llevaron el peso de una sociedad en tiempos duros y difíciles, hoy tenemos un mundo mejor, con muchas más facilidades y oportunidades de las que ellos disfrutaron”, según el presidente regional. Por eso es ahora el turno de que la sociedad les devuelva todo aquello que nos han dado, haciendo que la tercera edad sea la primera en nuestra Comunidad Autónoma.

En este contexto, apoyar las iniciativas para mejorar la calidad de vida y el bienestar social de las personas mayores es una prioridad en Castilla-La Mancha. Para lograrlo, el Gobierno regional ha puesto en marcha el II Plan de Mayores “Horizonte 2011”, al que se van a destinar 2.200 millones de euros y en cuya elaboración han participado más de 1.300 personas de todos los colectivos implicados en la atención a los mayores.

Más de 350.000 personas se beneficiarán de este Plan que, dividido en cuatro ejes, contiene un total de 308 objetivos operativos, 63 específicos y 23 objetivos generales que desarrollan distintas medidas y actuaciones encaminadas a avanzar en la atención de las personas mayores.

El presidente de Castilla - La Mancha El presidente de Castilla-La Mancha, José María Barreda, dirigiéndose a los asistentes a la presentación del II Plan de personas Mayores, Horizonte 2011.

Foto: Álvaro Ruiz



Dar prioridad a quienes más lo necesitan


En la redacción de este Plan se ha dado prioridad a la protección de las mujeres mayores, la atención a mayores en situación de vulnerabilidad social, la atención a las situaciones de dependencia, la intervención en el medio rural para garantizar la igualdad de acceso a servicios y prestaciones, el apoyo a las familias cuidadoras y la adecuación de los servicios y prestación a las necesidades.

El primero de los ejes que estructuran este II Plan de Mayores tiene que ver con la garantía de los derechos y la protección de las personas mayores, una cuestión que el Gobierno de José María Barreda pretende reforzar, sobre todo, en las situaciones de mayor vulnerabilidad. Para lograrlo, entre otras medidas se potenciará el sistema de inspección de los servicios y recursos, a fin de ofrecer garantías plenas a los usuarios.

A traves del plan
A través del Plan se promueve el acceso a los recursos culturales, de ocio y tiempo libre como medio de realización personal.

Foto: Carlos Moreno.

En este marco, el Gobierno regional va a implementar programas que propicien la detección, evaluación y erradicación del maltrato a las personas mayores en los diferentes ámbitos. Además, se han establecido ayudas de entre 400 y 1.000 euros anuales a las personas en situación de viudedad. A este respecto, desde junio 40.000 castellano-manchegos en estado de viudedad han comenzado a percibir las ayudas complementarias comprometidas en el comienzo de la Legislatura, cuyo coste total asciende este año a 18 millones de euros, tal y como se comprometió el presidente de Castilla-La Mancha. También contarán con ayudas económicas las pensiones no contributivas y las pensiones LISMI y FAS.



El envejecimiento activo


De entre los cuatro capítulos del Plan, el segundo aborda la Promoción del Envejecimiento Activo y la participación social, materias de especial trascendencia ahora que la mayoría de nuestros mayores se jubila en plena forma física y mental. En estos programas encuentran amplias expectativas de ocio para dar más vida a los años.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) define el envejecimiento activo como el proceso de optimización de las oportunidades de salud, participación y seguridad con el fin de mejorar la calidad de vida, a medida que las personas envejecen. Por eso, promocionar la autonomía personal y la participación social de este numeroso colectivo en la región es lo que buscan los Programas de Envejecimiento Activo destinados a mayores de 65 años, que están obteniendo una buena aceptación en todas sus vertientes. Una de ellas tiene que ver con el acceso a las nuevas tecnologías, con el objetivo de facilitar el conocimiento, actualización y utilización de las tecnologías de la información y la comunicación por parte de nuestros mayores.

Impulsar la promoción de la cultura y el desarrollo de acciones formativas que favorezcan el acceso de las personas mayores se contempla como objetivo general de la actuación “Educación y aprendizaje durante el ciclo vital”, que busca potenciar los programas de educación permanente de personas mayores y diseñar programas encaminados a una correcta y adecuada preparación para la jubilación como una etapa enriquecedora, activa y llena de contenido para la persona.

Cuando llega el tiempo de la jubilación, aumenta el tiempo libre y por eso se incluye en el II Plan de Mayores el Plan de la actuación “Ocio y tiempo libre”, que propugna un uso creativo del mismo, promoviendo actuaciones acordes a las necesidades e inquietudes de nuestros mayores. Así, los objetivos específicos en este ámbito de actuación son: promover el acceso de las personas mayores a los recursos culturales, de ocio y tiempo libre como medio para la realización personal y el encuentro social; y fomentar y desarrollar programas deportivos y recreativos encaminados a la utilización del ocio como un tiempo libre creativo y enriquecedor.

Así, en Castilla-La Mancha se van a universalizar los programas de adaptación a la jubilación desde diferentes vertientes: de preparación, alimentación saludable, promoción de la salud, uso racional de medicamentos o unidades de memoria, entre otros.

Entre los retos

Entre los retos marcados en este II Plan destaca el de generalizar la Tarjeta de Servicio Sociales (Tarjeta Naranja) ampliando su cobertura.

Foto: Carlos Moreno.



El turismo social y los programas de termalismo


En esta línea, el Gobierno de José María Barreda pretende consolidar el Programa de Turismo Social de la región. El desarrollo del Turismo Social para 2008 supondrá una inversión superior a los 10,2 millones de euros gracias a los cuales se han podido ampliar el programa y la oferta para las personas mayores. El programa de Turismo Social de Castilla-La Mancha aumenta este año sus destinos, introduciendo una importante novedad: el inicio de los viajes fuera de nuestras fronteras, concretamente a París e Italia. En total serán más de 85.000 personas las que disfrutan este año de alguno de los viajes previstos en el Turismo Social, una de las iniciativas con más aceptación incluida dentro de los programas de Envejecimiento Activo.

La salud y el ocio conviven en los programas de turismo y termalismo social. Éste último cuenta con un alto grado de valoración y aceptación por parte de los mayores, a quienes mejora su calidad de vida a través de tratamientos termales, mientras pasan unos días de ocio en los balnearios.

Ya que los mayores de 65 años cuentan con más tiempo libre para ellos mismos, también disponen de él para dedicárselo a los demás. Esta opción es abordada a través de los programas de envejecimiento activo dedicados a fomentar el voluntariado social de las personas mayores, cuyo fin es potenciar la solidaridad entre la tercera edad. Se trata de animarles a visitar a otras personas de su misma edad, pero que sufren algún tipo de dependencia, o a participar en actividades que supongan un beneficio para la comunidad. En este marco, el Gobierno castellano-manchego va a establecer de forma pionera en España un programa regional de voluntariado en el ámbito de la cooperación internacional llamado “mayores cooperantes”.

Foto
Foto: Carlos Moreno

Entre los retos marcados en este II Plan de Mayores destaca el de generalizar la Tarjeta de Servicio Sociales (Tarjeta Naranja) ampliando su cobertura en el acceso bonificado a prestaciones sociales y culturales. Además, se va a implantar la gratuidad total en los medios de transporte interurbanos para todas las personas mayores jubiladas, al igual que se impulsarán los Consejos Provinciales de Mayores y se crearán los Consejos Locales.

 

La Ley de Dependencia


Las actividades de envejecimiento activo ayudan a prevenir y retrasar las situaciones de dependencia, cuya aplicación conforma el tercer eje del II Plan de Atención a Mayores. La aplicación de esta Ley es uno de los puntos clave de este documento; no en vano su puesta en marcha hasta el 2015 supondrá triplicar el gasto social de nuestra Comunidad Autónoma. De esta forma, se va a instaurar el servicio de estancias diurnas en municipios de más de 4.000 habitantes. Hablamos de un servicio que se quiere diversificar con atención los fines de semana, creación de los centros de noche y los especializados en Alzheimer y el resto de demencias.

 

El Gobierno regional ha puesto en marcha el II Plan de Mayores “Horizonte 2011”, al que se van a destinar 2.200 millones de euros.


Igualmente, se asegura la existencia de plazas residenciales públicas para personas en situación de dependencia en todas las poblaciones que dispongan de más de 4.000 habitantes y se quieren establecer Centros de Día de Mayores en todos los municipios con más de 1.000 habitantes.

Este II Plan de Mayores persigue la universalización del derecho a una estancia temporal en un centro residencial como medida de respiro y recuperación para personas en situación de dependencia y también quiere garantizar una atención de urgencia en casos de emergencia familiar a través de diferentes iniciativas. Otro servicio que el Gobierno regional quiere universalizar es el de Teleasistencia a las personas en situación de dependencia y a las mayores de 70 años que vivan solas.

El presidente

El presidente de Castilla-La Mancha, José María Barreda, durante la inauguración, en el Pabellón Ferial de Ciudad Real, de la XXXVII Asamblea Nacional de Viudas.

Foto: Yolanda Soria

Potenciar el Programa de Podología Itinerante para los mayores de 60 años y desarrollar un Programa de Eliminación de Barreras en Viviendas son otras dos actuaciones planteadas en este tercer eje del Plan, que también prevé incrementar el número de plazas residenciales en al menos 1.000 plazas anuales y mejorar la red de viviendas para mayores incrementando su número y mejorando la asistencia que prestan. Asimismo, el Gobierno regional promoverá que todas las residencias públicas que se construyan oferten el mayor número de plazas en habitaciones individuales.

 

El IV eje del Plan


El último eje del Plan tiene como fin la Calidad, Formación, la Investigación y la Innovación en el campo de las personas mayores, por lo que se pondrán en marcha convocatorias de líneas de investigación sobre las personas mayores en la región, así como una línea de ayudas para alumnos de la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM) sobre temas relacionados con las personas mayores. En definitiva, este apartado servirá para fijar los criterios por los que se han de regir las actuaciones que se desarrollen en la Comunidad Autónoma para la mejora de la calidad de vida de los mayores.

Al hilo de estas cuestiones relacionadas con la asistencia a nuestros mayores, se van a redactar y aprobar cartas de servicios de las principales actuaciones y recursos; y se instituirá el Observatorio de Personas Mayores de Castilla-La Mancha para facilitar y profundizar en el conocimiento y necesidades de las personas mayores.

 

En la redacción de este Plan se ha dado prioridad a la protección de las mujeres mayores, la atención a mayores en situación de vulnerabilidad social y la atención a las situaciones de dependencia.



Estas actuaciones responden al hecho de que el incremento de recursos residenciales y de atención para las personas en situación de dependencia no es suficiente si no se mantienen unos parámetros mínimos de calidad. Por eso el Ejecutivo de José María Barreda destinará parte importante de su esfuerzo en conseguir unos estándares de calidad asimilables a cualquier país europeo.

El II Plan de Mayores se convierte en la renovación de los compromisos adquiridos por el Gobierno de Castilla-La Mancha con las personas mayores, una tarea en la que no va a escatimar esfuerzos para procurar a este colectivo una vida mejor.