Print

[ Asunción Balaguer ha estado de gira por Castilla-La Mancha con la obra “El pisito” ]

 

“Hay una comunicación mágica entre el público y el actor”

Conversar con Asunción Balaguer es abrir una ventana de aire fresco a una joven de ochenta y cinco años. Tan bien llevados que hasta coquetea con sus arrugas y con el paso del tiempo, de ése que le tocó vivir al lado de un genio, Paco Rabal, por quién nunca se sintió eclipsada “yo lo sabía todo, lo esencial, lo sabía” comenta entre pequeñas intimidades que revela de una vida en común que les llevó a conocer el mundo y a los más insignes intelectuales de toda una época como Pablo Picasso, Fellini o el gran galán italiano Marcello Mastroianni.

 

A Asunción Balaguer no la eclipsaron ni las luces de Hollywood ni las de Venecia o Cannes, como tampoco la eclipsan las luces de los escenarios que ha recorrido en Castilla-La Mancha con la obra “El pisito” que lleva la firma de otro amigo de la familia, Rafael Azcona.

¿En su rostro se recoge el paso del tiempo?.
Arrugas, claro que tengo arrugas, como no me he querido operar nunca. Ahí están las señales de las alegrías y de los sufrimientos también.

¿Cómo ha sido la vida de Asunción Balaguer?.
La verdad es que estoy muy agradecida, estoy muy contenta de haber vivido, haber nacido, porque la vida me ha regalado cosas muy buenas y me ha dejado vivir experiencias especiales. He conocido gente muy interesante del mundo de la cultura que me han proporcionado muchas ganas de vivir y seguir para adelante.

¿En su caso vida y profesión siempre han ido de la mano?.
La verdad es que sí. Aunque dejé algún tiempo el trabajo por la familia, pero como Paco, mi querido compañero, era tan generoso, pues viví con el sus experiencias, alegrías, inquietudes, sus premios también y he conocido gente muy interesante. He podido viajar, viajábamos como millonarios la verdad, porque siempre íbamos en primera, en los mejores hoteles… como Paco era tan comunicativo pues tan pronto conocía a una persona humilde como conocía a un conde.

¿Tener al lado a una gran estrella como era Paco Rabal ha oscurecido su persona?.
Nunca he estado en segundo plano porque Paco era muy comunicativo, hombre quizá habría algo que no me contara, pero en lo esencial estaba siempre a su lado y sabiendo todo lo que hacía: sus ilusiones, inquietudes. Todo lo he convivido con él. Por eso lo bueno de una pareja es que aparte del amor que se siente, hay que sentir un amor de amistad, es el más puro, más limpio y más generoso. Yo lo he sentido a su lado, la verdad, era su compañera, porque como le conocí en el teatro, siendo amigos, sabía ya como era, a mí no me sorprendió, sabía ya sus gustos e inclinaciones… todo, lo sabía todo.

También sus desmanes.
Sí sus desmanes… pero en el fondo yo no lo iba a cambiar, porque nadie cambia a nadie. A mí me gustó como era ya, si disfruté la verdad. Hombre en la vida no todo son rosas, eso ya lo sabemos, pero a veces de las espinas también se aprende. Yo, la verdad, me voy muy satisfecha de esta vida, porque he vivido cosas muy bonitas y sentido el amor, muchas personas se casan y nunca llegan a saber que es el amor, mira mis padres mismos, mis padres pobrecitos los casaron y nunca se quisieron, eso era muy triste. Yo si he vivido experiencias preciosas y todavía me acuerdo mucho de él.
 

Asunción Balaguer recuerda en esta entrevista  algunos de  los momentos más queridos de su vida personal y profesional.

 

Disfrutar de la vida y seguir aprendiendo

Cómo disfrutar ahora de la vida, porque sigue trabajando en el teatro.
Muy bien, vivo sola, al principio estaba muy asustada porque siempre he estado rodeada de gente, pero veo que me he adaptado muy bien. Sabes que pasa que, como trabajo, fíjate a mi edad tengo la gran fortuna de poder trabajar en lo que siempre me ha gustado hacer, luego tengo muy buenos amigos que me acompañan mucho, en la Compañía son gente maravillosa, muy buena gente. Cuando noto que me entristezco, yo vivo en la Sierra de Madrid, me bajo a Madrid y me voy a exposiciones, conciertos, al cine, al teatro… estoy bien me he arreglado bien la vida. Me da la impresión de que soy joven otra vez, hago lo que hacía cuando era joven: exposiciones, conciertos… muchas veces lo he dicho, he cerrado el círculo.

Hay muchas actrices que se quejan de que ya no hay papeles en el teatro para una determinada edad ¿cree que en la sociedad esto también pasa, “no hay papeles para los mayores”?.
Los mayores tienen mucho papel en la sociedad, lo que pasa es que algunos no quieren escuchar el papel de los mayores. Si escucharan… las antiguas civilizaciones respetaban a los viejos, tenían el lugar favorito en las familias, en la sociedad y eran los que mandaban porque tenían experiencia y les explicaban y avisaban de lo que les podía ocurrir. Ahora parece que los mayores están un poco más despreciados pero, hacen mal, hacen mal porque el viejo siempre advierte, aunque las experiencias hay que vivirlas si te advierten de algo pues a lo mejor la vida te la hacen un poco más fácil. La sabiduría de la persona mayor es muy importante. Al viejo deberían de hacerle más caso.

Y ante la crisis que estamos viviendo ¿cuál es su visión y cómo ve a los jóvenes reaccionar?.
Yo les digo que en nuestra época no teníamos baño en casa, no teníamos calefacción, teníamos, incluso los medio burgueses como era mi familia, mi padre era médico, yo tenía unos zapatos para ir al colegio y otros para vestir y nada más y me arreglaba los abrigos de mis hermanos y ahora se compra toda la ropa nueva, aunque sea de telas malas pero se lo compran nuevo. Es una crisis que se puede pasar y que pasará. Nosotros no viajábamos, veraneos, no teníamos, un día al mar si acaso, nos quemábamos y ahora…. Merendábamos pan con chocolate, pan con vino o pan con aceite y ahora hay bocadillos, hay donuts…. Hay que saber apreciar lo que vale. A veces las crisis, no es que sean buenas, pero un poquitito… para que la imaginación se despierte, que nosotros jugábamos con las haces de leña y nos hacíamos los muñecos y ahora con las maquinitas tiquitiqui y su cabeza no funciona, conviene un poquito mas de amor a la naturaleza.

Gira por toda España y también por Castilla-La Mancha ¿cómo se ha encontrado estos nuevos escenarios?.
Es otra España. Del norte al sur y de este a oeste. España ha mejorado mucho y Castilla-La Mancha muchísimo, casi no conocía yo esos pueblos. Ha mejorado todo mucho. Me encanta viajar por España, porque en cada sitio tengo recuerdos, está muy bonita y la gente es muy lúdica: el español siempre se ríe, no está triste nunca, aunque tenga crisis

Ana Isabel Jiménez